19.8.15


INESTABLE

19.8.15

 | COLUMNA DE OPINIÓN | Vélez no puede encontrar su rumbo. Cuando parece que va a levantar, reafirma que está pasando por un pésimo momento futbolístico: empató -aunque se sintió como una derrota- un partido que iba ganando en dos ocasiones. La falta de ideas y de tenacidad es algo muy común en este equipo. 


"No hay que caerle a los pibes, porque son muy jóvenes, es entendible la situación". Esa es la frase que más suena entre los hinchas (además de la que le atribuye la culpa a Russo). ¿Hasta qué punto es cierta? ¿Hasta qué punto la falta de edad va acompañada de una falta de ideas y de ganas? El equipo se ve tristemente superado por el rival de turno en el ámbito local sin importar el estadio: donde más tendría que hacerse fuerte, es donde más siente la presión y el miedo. Jugando de visitante, intenta mostrar otra cara que en casi todas las ocasiones le fue efímera. 

Esta vez, el rival fue Atlético de Rafaela, un equipo que lucha en los últimos puestos del torneo. Sin embargo, para este Vélez cualquier equipo puede complicarle los papeles. Esta no fue la excepción, ya que si bien fue un empate, el sabor para el equipo que dirige Russo fue agridulce: dos veces se mantuvo en ventaja y en ambas le empataron el partido con muchas facilidades. Las desatenciones de la defensa, sumada a la imposibilidad de generar un juego explosivo constante – apenas unos chispazos de Doffo dieron peligrosidad –, son la peor combinación que se hace presente en el equipo. Quizás, individualmente el equipo no juegue mal: Gianetti y Amor son una dupla que crecen partido de por medio, así como es más que destacable el labor de Compagnucci en la recuperación de pelotas, junto a Desábato. Pero, la parte colectiva y táctica es muy pobre: La desatención en la marca y numerosos errores infantiles hacen que el equipo lo pague caro constantemente. El juego ofensivo se ve reflejado en el As de apenas 20 años que tampoco parece tener el acompañamiento que necesite. 

¿La culpa la tiene Russo? ¿La tienen los jugadores? ¿Ambos? Faltan respuestas futbolísticas a tantas dudas. Vélez es nulo, se deja generar y no genera. Es pobre futbolísticamente y es salvado por una Copa que hasta ahora le fue exitosa frente a rivales de muy bajo peso. Parece ser éste el rumbo de Vélez: hacer lo que se pueda y depender de que el rival falle o tenga un mal partido.


Escrito por Franco Vignozzi (@FranVignozzi en Twitter).