20.6.15


PATERNIDAD INTACTA

20.6.15 | COPA CAMPEONATO | Las divisiones inferiores de Vélez e Independiente se enfrentaron el fin de semana por la fecha 5 de la Copa Campeonato 2015. Jornada casi perfecta para el Fortín, obtuvo 15 puntos sobre 18 en juego.


Las categorías chicas vieron acción en la siempre hermosa Villa Olímpica de Parque Leloir. Muchísimo frío arrojaba en el momento que le tocó salir a cancha a la Séptima del Negro Marcelo Gómez. Le venía siendo esquiva la victoria a los chicos categoría 99, llegaban con un empate y tres derrotas. Pero el triunfo llegaría. Fue 1-0 gracias a un bonito tanto de Nazareno Bazán Vera, sobrino de Daniel, mítico goleador del ascenso argentino.

A continuación, fue el turno de la Octava de Héctor Manfredi. Si hay algo que garantiza esta división, son goles. En esta oportunidad no fueron muchos, pero sí suficientes. Con uno en contra y otro del goleador Nicolás Delgado, fue victoria para Vélez por 2-1.

Habiendo logrado los seis puntos hasta el momento en juego, le tocaba cerrar la jornada perfecta a la Novena de Cristian Gómez. Y de qué forma lo hizo. La 2001 se despachó con un festival de fútbol. Ganó, gustó y goleó. Fue 4-1 gracias a los aportes de Rodrigo Giusto, Thiago Almada, Brian Romero y Nicolás Chuquel. Continúa invicta y acechando cada vez más de cerca al puntero Racing.

Por el lado de las categorías grandes, el predio que posee el Rojo en Villa Domínico fue el escenario de los hechos.
La primera en saltar al campo de juego fue la Cuarta de Guillermo Morigi, que venía arrastrando una serie de varios encuentros sin poder lograr el triunfo. Pero, como se dice, las rachas están para cortarlas. Y vaya manera de hacerlo. Fue goleada 5-1 de Vélez con tantos de Ramiro Ríos, Nicolás Servetto, Agustín Doffo, Favio Durán y Mateo Ramírez.

Consumada la abultada victoria de la Cuarta, llegaría el turno para la Quinta. No era un partido más. El año pasado, la categoría 97 perdió el título en la última jornada ante Independiente, con escándalo de por medio, golpes de puño entre chicos y algunos grandes también. En la semana se había realizado una merienda para limar asperezas. Lo cierto es que dentro del verde césped, el Fortín (que contó con Matías Vargas y Gonzalo Gamarra nuevamente) no pudo ante el local y cayó por 2-0.

La última en ingresar a disputar su partido fue la Sexta, hoy por hoy, la mejor divisional de Vélez. Fue victoria por 3-2 gracias a tres tiros desde los doce pasos. Los dos primeros de Alejo Blanco y el restante de Gianluca Mancuso, hijo del mundialista Alejandro. El arquero Matías Borgogno fue protagonista especial también. Se equivocó feo en uno de los tantos del rival, pero también tapó de manera brillante un penal que era realmente muy complicado. Sigue su andar triunfalista el equipo comandado técnica y tácticamente por Flavio Espósito.


Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)