1.6.15


JUGADOR POR JUGADOR

1.6.15

 | VÉLEZ 2 - BOCA 0 | Un día Vélez volvió a ganar dos partidos al hilo; no lo hacía desde las primeras dos fechas. Lo logró nada menos que ante Boca, tras ganarle a Banfield en el Florencio Sola. Se tomó revancha dentro de la cancha ante un equipo que se ve más cómodo compitiendo tras el escritorio. Excelente nivel de Aguerre que estuvo muy bien acompañado, cuándo no, por Cubero, Delgadillo y Pavone, quien volvió a marcar.


Alan Aguerre (10): Impresionante. En esa palabra se puede resumir la labor del arquero. Si bien Boca no pateó más de dos o tres veces al arco, cuando lo hizo fueron chances clarísimas de gol. Alan no respondió una vez, sino que metió dos increíbles atajadas- ante Osvaldo y Chávez- y le tapó un gran mano a mano a Calleri en el final.

Matías Pérez Acuña (5): Hizo un partido correcto, subió cuando hubo que subir y se mostró como salida siempre. Sin embargo, por su costado fue por donde llegó el conjunto Xeneize. Tuvo una labor defensiva frágil en el segundo tiempo.

Emiliano Amor (6): Férreo. Junto a Pellerano no dejaron que le llegue nunca la pelota a Osvaldo. Firme y seguro tanto por el piso como con las pelotas aéreas. Quizá le faltaría serenarse un poco más y evitar hacer faltas ingenuas que conllevan a tarjetas tontas.

Hernán Pellerano (6): Buen partido de Fofi. Seguro en defensa, y a su vez ofreció siempre una salida muy limpia y elegante. Sin lugar a dudas al estar Cubero en el medio se convirtió en el estandarte de la defensa. A tener en cuenta, si confirma este nivel frente a Racing el domingo que viene, su tema contractual.

Facundo Cardozo (6): Si algo no se puede dudar desde la salida de Papa, es que tanto Cardozo como Grillo pusieron muchísima garra y entrega cada vez que ocuparon el puesto. Muy concentrado y firme en defensa. Cada vez que toma la lanza se nota que tiene una calidad muy superior a la de muchos centrales del fútbol argentino.

Fabián Cubero (8): ¿Qué más se puede decir de Poroto? Cada partido que pasa sigue dejando en claro que la edad es un detalle menor. Las ganas que pone son las mismas que puso en los más de 500 partidos que disputó con Vélez, pero le agregó en este último tiempo un gran sentido ofensivo con la pelota. Mucha coherencia cada vez que tuvo la posesión, subió y bajó en partes iguales. Gol de oportunista, casi de "nueve" podría decirse.

Lucas Romero (6): De a poco va volviendo el Perro. Buena marca personal a Gago, siempre precisó con la pelota. El equipo necesita que siga así y vuelva a ser el Romero que todos conocimos.

Leandro Desábato (6): Kolacha va demostrando que es el mejor escudero de Romerito. Raspó, distribuyó y siempre se mostró para recibir. Aporta mucho al equilibrio del equipo y cada vez parece más imprescindible.

Nicolás Delgadillo (7): Excelente partido del pibe, que se mostró al igual que el resto de los partidos, peligroso y siempre dispuesto a encarar. Volvió loco a Peruzzi, quien siempre tuvo que recurrir a las faltas para poder pararlo. Participó de manera directa en ambos goles del Fortín

Yamil Asad (5): Partido regular del Turquito. Irregular a lo largo de los noventa minutos, de a ratos peligroso y de a otros desaparecido. Sin embargo, cada vez que encara saca a relucir el descaro que heredó de su viejo.

Mariano Pavone (7): El Tanque volvió a demostrar que es de los pocos inamovibles del equipo. Mucha garra para pelear todas las pelotas que merodeaban. Le ganó siempre al Cata Díaz, aunque no tuvo gran precisión en el primer tiempo. Tuvo su recompensa, por apretar todo el partido, con la pelota que le robó a Gago, pero no pudo definir de la mejor manera. Cerró una buena noche conviertiendo a lo goleador. Sin ser el delantero soberbio del Fortín, como lo fueron Silva y Pratto en sus respectivos momentos, Gámez debería pensar seriamente en renovar el préstamo de Pavone.

Lucio Compagnucci (-): Entró poco y nada en juego en el tiempo que estuvo en cancha, poco más de cinco minutos.

Agustín Doffo (-): Entró por Desábato y no tuvo contacto con el balón en tres minutos de juego.

Leandro Somoza (-): Jugó muy poco, lo justo y necesario para ajusticiar a Meli y ayudar en defensa al equipo.


Escrito por Lucas Córdoba.