26.5.15


CALMA

26.5.15

 | BANFIELD 1 - VÉLEZ 3 | Vélez se lució con una gran actuación en la tarde de sábado. Derrotó a Banfield en su casa y alivió, por el momento, las aguas en el territorio futbolístico. Excelente partido de Yamil Asad, quien hizo jugar y hasta marcó un golazo. La calma volvió a Liniers.


A priori, Vélez tenía una propuesta muy difícil: por empezar, enfrentarse a un equipo acostumbrado al buen juego – explosivo y eficaz – como lo es Banfield. Y luego, como si fuera poco, una seguidilla de pésimas actuaciones individuales y problemas internos del club, formaron un cóctel explosivo que, por suerte, nunca llegó a estallar. 

En cuanto a lo futbolístico, que es lo que importa, Vélez no dejó dudas: subió el nivel y nos demostró que con actitud las cosas pueden funcionar. Se mantuvo despierto durante todo el partido, subiéndole la presión a un equipo acostumbrado a la formación de su juego desde abajo. Controló, como pudo, la enorme capacidad desequilibrante de jugadores como Cazares o Cuero. Con ciertos errores -muchos de ellos infantiles- la defensa tuvo un buen partido. Rapidez y presencia fueron los pilares de la saga que, pese a ello, recurrió mucho a la falta. El mediocampo, por otro lado, fue pura y exclusivamente fortinero. Con Yamil en un nivel superlativo y un Nico Delgadillo muy avocado al ataque, la mitad de cancha adormeció el juego rival y lo hizo de su poderío: cortó en muchas ocasiones las arremetidas del Taladro y distribuyó el juego para la explosión de las bandas. Fruto de ello, dos goles llegaron por esa vía.

Párrafo aparte para quien viene demostrando el compromiso por el equipo hace ya varias jornadas. Enorme nivel de Pavone, cooperando para la formación de juego y convirtiendo. Un gran nivel de quien, por desgracia, está transitoriamente en el club. 

La calma se apoderó de Vélez. No solo por su resultado, sino por su despliegue; gran fútbol en la tarde de sábado. Confianza en alto para un partido que vale seis puntos en la siguiente fecha. Esperemos que empiece una nueva racha. 


Escrito por Franco Vignozzi. (@FranVignozzi en Twitter)