25.4.15


SE VOLVIÓ A ROMPER EL COCO

25.4.15

 | LESIÓN CONFIRMADA | Como si las malas noticias no fueran suficientes este último tiempo en el Mundo Vélez, ayer se sumó una más. El Club informó, a través de la cuenta oficial de Twitter, que Jorge Correa sufrió una lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.


Coco ya había estado fuera de las canchas durante seis meses, producto de la misma lesión (sufrida en octubre del año pasado), pero en los ligamentos de su otra rodilla, la derecha. Con el dolor y la desazón aún a flor de piel, el volante del Fortín dialogó con Sportia (noticiero de TyC Sports) y contó que pensó en abandonar el fútbol. "Tengo una bronca bárbara. Me voy a operar y no sé qué hacer. Voy a ver si seguiré o no, no tengo idea. Estoy harto de las lesiones", se sinceró. La intervención será el martes 28 en la clínica San Camilo, en la Capital Federal.

El jugador volvió a ser titular el miércoles, por Copa Argentina, ante La Emilia, en cancha de Banfield. Tan solo duró en cancha diez minutos. Sintió la molestia solo, sin entrar en contacto con ningún rival. Intentó seguir, pero la dolencia era evidente y no le permitió continuar en el campo. Luego se confirmaría lo peor. "Antes de esa jugada tuve un golpe y Pavone me preguntó qué me pasaba porque me vio tocándome la rodilla. Le dije que era solo un golpe. Después viene Lucas (Romero) con la pelota y cuando me quiero frenar, se me va sola la rodilla", recordó sobre el momento puntual de la lesión.

Le llovieron mensajes de apoyo y cariño. No hubo nadie que no le diera una palabra de aliento. Compañeros del plantel, cuerpo técnico, familiares, amigos e hinchas de Vélez le desearon una pronta y buena recuperación. "Todos me dieron mucho apoyo y eso me da ganas. Saber que la gente confía en mí, me dicen que siga, que no sea boludo, que pasan mil cosas. Y no tengo 32 años, recién tengo 22, soy joven y tengo que seguir luchando para salir adelante", cerró con esperanza.

Vélez pierde otra vez a uno de los jugadores que podían aportarle un toque de claridad y pausa al equipo. A uno de los pocos distintos que hay en el plantel. Mala suerte, pero ahora es momento de apoyarlo, no apurarlo y desearle una sana cura.


Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)