19.4.15


JUGADOR POR JUGADOR

19.4.15

| VÉLEZ 0 - GIMNASIA 1 | Vélez volvió a caer como local ante Gimnasia, en un partido aburridísimo y falto de ocasiones. Rescatable solamente la actuación de Aguerre en las pocas intervenciones que tuvo. Preocupante la falta de ideas del equipo, sobre todo la poca reacción y ganas que mostraron los jugadores.


Alan Aguerre (5): La única actuación positiva que tuvo el conjunto dirigido por Russo. Si bien la jugada finalizó en gol de carambola, Alan tuvo una gran parada a Contreras previo al tanto de Gimnasia. Mostró seguridad por arriba, aunque con los pies sigue impreciso.

Nicolás Tripichio (4): Comenzó bien, subiendo por la banda derecha y haciendo constantes combinaciones en ataque con Rolón; pero con el correr del partido se fue achatando y dejando de subir. Con el resultado adverso trepó por su carril, aunque sin saber terminar las jugadas en centros o buenos pases.

Fabián Cubero (4): Al igual que todo el equipo, Poroto tuvo un mal partido. Sin embargo fue el único que pareció darse cuenta que Vélez iba perdiendo.

Emiliano Amor (4): Flojo partido del central. Sin haber atacado mucho, Gimnasia con un solo delantero lo complicó muchísimo. Perdió mucho las espaldas con Vegetti, esto quedó evidenciado en el gol que se pierde el delantero del Lobo en el área chica.

Facundo Cardozo (4): A pesar de su condición de central demostró que tiene condiciones técnicas para subir y ser una constante salida con los pies. Sin embargo, esto le jugó una mala pasada en más de una ocasión, en la que abusó y termino enredándose. Perdió la espalda con Meza de manera increíble en la jugada del gol.

Leonardo Rolón (3): Partido nulo para el rosarino que fue reemplazado en el entretiempo por Correa. No mostró nada de lo que venía haciendo en los últimos encuentros en ataque.

Leandro Desábato (4): Por primera vez en el torneo Kolacha mostró un nivel muy bajo. Se mimetizó con el nivel de su compañero del centro del campo. No aportó en ataque ni en defensa, pero lo salva el hecho de que fue uno de los pocos, si no el único, que mostró vergüenza deportiva al ir perdiendo.

Leandro Somoza (2): Lo del Flaco es insostenible. Más allá de las idas y venidas que tuvo la hinchada con Somoza, lo que no entiende hoy en día la parcialidad velezana es cómo sigue jugando de titular. Flojísimo rendimiento, impreciso con los pases y tardío en los cruces. Lo único que va a conseguir Russo dejándolo aún más en cancha es terminar de empañar la imagen del León.

Leonardo Villalba (3): Todo lo bueno que había conseguido en los últimos encuentros no lo plasmó en este. Impreciso, poco conectado con el equipo y sin responsabilidad en la vuelta.

Mariano Pavone (4): El Tanque volvió a meter la garra que venía mostrando y peleó todos los pelotazos que recibió, sin embargo al hincha esto ya no le alcanza. Si bien convirtió, mal anulado sea dicho de paso, no tiene ocasiones claras y lo que se le exige hoy más que nunca son los goles.

Milton Caraglio (2): El de Caraglio es un caso muy parecido al de Somoza. Su nivel es bajísimo y, a mi entender, en estos momentos no sería titular en ninguno de los 29 equipos restantes de primera división. Encasillado en conseguir un gol, cada vez que consigue hacerse de la pelota cerca del área ya se sabe el desenlace: remate desviado al arco. Quizá sea el hecho de jugar con dos "9" de área lo que no le permite moverse de manera natural, pero sin lugar a dudas si uno de los dos tendría que salir, ese es Milton.

Jorge Correa (4): Entró por Rolón en el entretiempo y con 45 minutos por delante no pudo mostrar nada de lo que había logrado hacer en sus ingresos de las últimas dos fechas. Al igual que todo el equipo no mostró ideas ni sacrificio.

Ramiro Cáseres (4): Ingresó por Villalba para jugar poco más de media hora. Si bien trató de desequilibrar en ataque, se mostró muy individualista y falto de resolución.

Yamil Asad (5): Fue el más claro de los ingresantes. Un caño y un par de gambetas que llevaron algo de peligro al arco de Navarro. Sin embargo, al igual que el resto del equipo, se mostró sin remate a la portería rival.


Escrito por Lucas Córdoba.