13.4.15


DIFÍCIL DE DEFINIR

13.4.15

 | G. CRUZ 2 - VÉLEZ 2 | Vélez perdió su chance de llevarse los tres puntos. Empató 2 a 2 en un partido muy sufrido. Mejoró la imagen en delantera, pero dejó muchos huecos en las demás líneas: imagen inversa, pero con el mismo resultado agridulce.



Miguel Ángel Russo, en el post partido, comentó: “Este fue el mejor partido de Vélez como visitante”. No está errado, el Fortín encontró un juego fusionado de algunos (pocos) jugadores ofensivos que le dio efectividad. No fue un partido precisamente brillante, pero venía dejando paupérrimos desempeños en sus partidos fuera del José Amalfitani. Esta vez tuvo ratos –pequeños- de agresividad futbolística y buen manejo. Sin embargo lo que generó en un arco, lo sufrió en el otro; la pareja colombiana del conjunto Tombino dio más de un problema al fondo de Vélez. Pecó de ingenuo, y pese a que su jugador más referente encontró el fondo del arco en dos oportunidades, el resto del equipo mostró una imagen vulnerable.

El fondo tuvo, quizás, el partido más difícil en lo que va del campeonato: Mercado, Ayoví y Fernández hicieron por demás trabajosa la función de la defensa. Lamentablemente, ésta no fue eficaz: cometió más de un error infantil que dejó en libertad a los delanteros. Un medio campo difícil frente a le envestida de Godoy Cruz desenvolvió un papel, por lo menos, regular. Somoza, mientras intenta dilucidar si su función primordial es atacante o defensiva, desequilibra un juego ya desordenado. En ese mismo instante, Desábato lucha por adueñarse de la pelota y darle rodaje hacia los volantes externos: dos jugadores que son la clave principal del equipo y que, sin embargo, no son usados en su máximo esplendor. Ambos intentos fracasan, y Vélez sufre.

De la delantera solo hay para destacar el gran partido de Pavone. Pareció escuchar lo que se le dijo: trató de quejarse menos y jugar más, y por ello obtuvo su recompensa con dos goles de goleador. Esa es la imagen que se quiere ver del Tanque. Y por demás destacable la enorme actuación de Aguerre, quién demostró autoridad y devoción por y para Vélez, sumándole a esto el plus del penal atajado. La solución de Vélez parece ser sencilla, y sin embargo, no está. Aunque el no haber perdido es algo para rescatar, la imagen que se mostró el sábado por la tarde deja mucho que desear. Esperemos que Vélez termine de encontrar la senda y empiece a jugar como tiene que hacerlo.

Escrito por Franco Vignozzi. (@franvignozzi en Twitter)