31.3.15


FALTO DE FÚTBOL

31.3.15

 | UNIÓN 1 - VÉLEZ 0 | Vélez vuelve a demostrar un declive futbolístico alarmante: esta vez fue contra Unión. Un gol tempranero le hizo perder el rumbo fácil. No hubo respuesta. El equipo quedó atónito durante más de 80 minutos y no supo aprovechar si quiera la ventaja numérica.


El mal momento del equipo dirigido por Russo preocupa en todos los ámbitos. Del arco hacia la delantera, el nivel de juego es casi deplorable. Un arquero muy bajo de nivel, que lucha contra los jugadores propios y rivales, e inclusive contra sí mismo. La defensa es fácilmente quebrantada por el rival que tenga en frente. Deja huecos y achica mal, aunque sin duda actitud le sobra. Un mediocampo que no genera juego, sino que lo destruye: Somoza, quien había vuelto a Vélez como un refuerzo importante, ensucia aún más una idea ya manchada. Recurre al pelotazo y no encuentra conexión con su acompañante (Desábato), ni mucho menos con los externos (Cabral - Villalba - Rolón). 

La delantera, por su parte, se ve estancada en la lucha por conseguir la pelota: Caraglio, quizás el referente más importante dentro del área, tiene que bajar hasta mitad de cancha (e inclusive más) para familiarizarse con ella, mientras Pavone espera su turno en el área rival, lugar que parece cada vez más difícil de llegar. Los cambios solamente hacen más nulo y predecible a Vélez: llegó a tener tres "9" en cancha y cero jugadores que creen. Ubicó la pelota mucho más tiempo en el aire que en el suelo, encontrándose con un equipo preparado para esto, y que no tuvo problemas en aguantarlo. Falló, de nuevo.

Punto rescatable para Cáseres (nuevamente), que demuestra su picardía y ganas de hacer buen fútbol. Sin embargo, sigue siendo alarmante su falta de continuidad. A las claras, sus pocos minutos en cancha hacen necesitarlo cada vez más. Para rescatar también lo de Grillo, quien jugó como si un dirigente del equipo más fuerte de Europa lo estuviera viendo en la platea (quién sabe), hasta que fue reemplazado por la entrada de Nanni.

Miguel probó un equipo sin Cabral y Romero, dándole rodaje a dos jugadores que ya no tenían tanto protagonismo y renombre como hace un tiempo. Sin embargo, el momento de Vélez de jugar es inminente: necesita recambio. Caras "nuevas" que demuestren para qué está y qué idea tiene. Es deber del equipo demostrar otra imagen. Tiene con qué.


Escrito por Franco Vignozzi. (@franvignozzi en Twitter)