1.12.14


JUGADOR POR JUGADOR

1.12.14 | DEFENSA Y JUSTICIA  0 - VÉLEZ 2 | El Fortín ganó en Varela y cortó así una racha de ocho jornadas sin conocer la victoria en condición de visitante. El equipo mostró pasajes de buen juego y lo ganó gracias a dos buenas definiciones de Lucas Pratto, goleador y figura.


Sosa (6): Tuvo un encuentro demasiado tranquilo. Respondió bien las (muy) pocas veces que lo llamaron a intervenir. Importante mantener la valla invicta. Éste torneo ya es historia, pero es saludable de cara al futuro, para ir recuperando la confianza que todo arquero necesita.

Pérez Acuña (6): Buen partido del juvenil canterano. Lejos de explotar al máximo sus condiciones de lateral, se dedicó casi con exclusividad a defender. Y lo hizo de forma eficiente. Debe mejorar un poco su pase y será más decisivo y peligroso en ataque.

Domínguez (6): Levantó su nivel después del flojísimo choque ante Godoy Cruz. Fue de menor a mayor. Comenzó algo dubitativo y errático, pero fue mejorando con el correr de los minutos. Terminó el encuentro en buena forma, ganando pelotas aéreas (su gran déficit) y dando seguridad a la línea del fondo.

Cardozo (5.5): El Chino era otro que venía de un pésimo encuentro. Y cumplió. Bien de arriba y en el anticipo. Se lo nota algo lento y quizá por eso le esté costando un poco la marca. Cubrió bien los espacios que Papa dejaba al ir al ataque. Salió por un golpe en el muslo derecho.

Papa (5): Regular la labor del experimentado santafesino. Merece un muy buen puntaje por su tarea en ataque, pero no así por la defensiva. Subió como en sus mejores épocas, fue profundo y abrió la cancha. No es casualidad que ésto haya ocurrido con Cabral en cancha. Pero en defensa sufrió una y otra vez las embestidas de Ciro Rius. Sería muy productivo que halle un equilibrio.

Rolón (4): No tuvo un buen partido, como hace bastante viene ocurriendo. El Turu lo eligió por sobre Martelli, y no hizo nada como para ganarse la titularidad. Está para abrir la cancha y ser punzante por su sector; no lo logró. Comete errores propios de alguien de su edad. Sí son muy destacables su esfuerzo y recorrido, pero debe generar sorpresa en ataque y llegar al gol también, aspectos en los que está fallando.

Desábato (7): Es un estandarte de éste humilde equipo. Volvía de una lesión y jugó un partido bárbaro. Es el sabueso que Vélez necesita en el medio. Mete, recupera y toca. Juega el límite, pero (casi) siempre cumple con buenas actuaciones. Llegó a las cinco amarillas y se perderá el final del campeonato, una verdadera lástima.

Romero (6): Correcto encuentro del Perro fortinero. Defensa presionó arriba varias veces y él respondió con solvencia. Fue el socio ideal para Kolacha en la marca, pero le sigue faltando hacerse cargo de la pelota. Debe aportarle claridad y salida limpia al equipo. Hay que exigirlo porque tiene con qué.

Cabral (6.5): Otro que volvía tras una lesión y al cual, pese a su bajo nivel, Vélez extrañó y mucho. Y jugó realmente bien. Un poco de lo que se le exige a Romero también cabe para él. Ante el Halcón fue eje y primer pase. Es simple, clarifica y asiste. Pese a jugar recostado a una banda, se lo notó fresco. Socio de Papa y de Pratto, es elemento clave. Cuando juega bien, el Fortín gana.

Pratto (9): La figura, como en todo el campeonato. Protagonista principal de la victoria en Florencio Varela. A sus habituales entrega, garra y corazón, le sumó un doblete en rodeo ajeno para llegar a los 11 tantos y liderar la tabla de goleadores. Hace todo bien. Es el alma, el corazón, los dos pulmones y el estómago del Fortín. Se acabaron los calificativos para el mejor jugador del fútbol argentino. El partido ante San Lorenzo puede ser su último en Vélez (quizá haya otro si se juega el desempate ante Boca). Lo vamos a extrañar como a pocos.

Caraglio (7.5): El mejor entre los mortales. Sensacional noche de Milton. Hizo su trabajo de siempre: pivoteó, aguantó de espaldas y descargó. Y a eso le sumó un plus: hizo las veces de asistidor. Se puso en papel de enganche y con sus dos bonitas asistencias, hizo figura al Oso. Pudieron ser tres, pero el destino así no lo quiso. Sacrificio y entrega en pos del equipo. Solo falta que se le abra el arco. Muy bien.

Martelli (4): Ingresó a cancha pasados los 28 del complemento en lugar de Leo Rolón. Se posicionó en la banda derecha con la intención de hacer lo que no había hecho su compañero, abrir el juego y generar peligro por los costados. No lo hizo. Las pocas pelotas que tocó, las perdió. Debe trabajar un poco más su físico, se lo nota algo endeble.

Grillo (5): Vio acción a los 74 minutos de juego en lugar de Cardozo. Se ubicó como central primero y luego, cuando Amor pisó el verde césped, pasó a la banda izquierda. Entró con confianza y actitud. Despejó algunas pelotas de arriba y robó, con falta, la pelota que culminaría en el segundo gol.

Amor: Otro debutante en la era del Turu como entrenador. El Flaco, categoría 95, entró en reemplazo de Papa (faltando pocos minutos), pero se posicionó como zaguero. Dicen, los que lo tienen más visto, que es el mejor central que tiene Vélez. Todos los éxitos para él.

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)