16.11.14


SIN IDEAS

16.11.14

 | COLUMNA DE OPINIÓN | Imprecisos. Desorientados. El juego nuevamente bajo de visitante: agua por todos lados. Apagados totalmente, zafamos la caída gracias a Sosa. En la antesala de las elecciones, el juego no estuvo a la altura de la fiesta vivida: triunfo de Gámez y (otra) derrota del fútbol velezano. Punto rescatable. Pudo ser peor.


El Fortín zafó del papelón. Jugó un partido para el olvido, no se hizo dueño de la pelota y, en las pocas posibilidades que tuvo, no supo hacerla útil y sufrió por demás. ¿Jugó con la presión de las elecciones? Difícil saberlo, aunque es sabido que Vélez, de visitante, se pone tibio y no está a la altura. 

Sosa. El héroe de la noche rosarina tuvo un nivel superlativo para poner en orden en más de una ocasión. De acá y de allá, remedió los errores de la defensa que nada pudo hacer con el hambre de Central, que no fue más, pero tuvo más ganas de llevarse los 3 puntos. Una delantera apagada, que en la previa se había hecho sonar: Caraglio había prometido no gritar un gol, algo que nunca llegó. Pratto, apagado: se lo notó incómodo en un equipo sin ideas.

Los párrafos quedan cortos ante un juego casi nulo: el hambre se fue hace fechas y la idea de Vélez en este momento es una incertidumbre. Se sabe que hay que cosechar la mayor cantidad de puntos, pero las ganas, de visitante, no están. No se puede depender siempre de la localía. Esperemos que los nuevos aires políticos traigan repercusiones en lo futbolístico.

Escrito por Franco Vignozzi. (@franvignozzi en Twitter)