13.8.14


Tigre 0 - Vélez 1: Jugador por Jugador

13.8.14

El Fortín comenzó el campeonato con una victoria, en condición de visitante y jugando casi todo el segundo tiempo con un hombre menos. Pese a eso, el triunfo fue inobjetable por proponer e ir a buscarlo siempre.

Sosa (5): Prácticamente no tuvo trabajar que hacer. Tigre no llegó nunca con claridad a su arco. Debe seguir mejorando su juego de pies y salir con más seguridad en los centros.

Cubero (6): Gran partido de Poroto, como de toda la defensa. Firme en la marca y con buen criterio para proyectarse. Volvió a trabar con la cabeza ante una jugada de gol del rival.

Domínguez (6): Otro de buena tarea. Levantó su nivel en cuanto a las últimas presentaciones. Dio seguridad en el mano a mano y aportó su habitual voz de mando. Aún queda en la lista de deberes el dar respaldo aéreo.

Cardozo (7): Soberbia actuación del pibe. Reivindicatoria. Necesitaba, post derrota ante el Pincha de Caseros, un encuentro así para demostrar que tiene condiciones y temperamento para jugar en la Primera de Vélez. Fue realmente un muro. Que Tigre no haya llegado al arco de Sosa, es en gran medida por culpa suya. Impasable de abajo y de arriba. Cuando se animó, también subió la pelota de buena manera.

Papa (7): De no haber tenido la posibilidad de ir bastante a la Villa Olímpica la semana pasada, no le hubiese creído a aquellos que decían que estaba lesionado. Jugó un encuentro espectacular. Se vieron chispazos del mejor Papa en el club. Volvió el incansable ida y vuelta. Cumplió en defensa y aportó variantes en ataque. Se lo notó muy rápido. Importantísimo que mantenga este nivel.

Rolón (6): Buen partido del juvenil rosarino. Jugó de ocho, tal como se lo pide el Turu. No solo ayudó en la marca al doble cinco y a Cubero, si no que también subió con asiduidad por su sector y mostró buenas resoluciones. Tiene buena pegada de afuera, debe tenerse más confianza y sacar más tiros de larga distancia.

Desábato y Cabral (7.5): No por cualquier razón los puntúo juntos. El doble cinco fortinero fue la gran figura de la tarde/noche en Victoria. Fueron el equilibrio perfecto, tanto en la acción defensiva como en la ofensiva. Le aportaron salida clara desde el fondo y buena distribución al balón. Kolacha, que recuperó siete pelotas, casi convierte en el primer tiempo tras un buen remate de zurda que se fue cerca del palo. El Taza, que hizo lo propio con cinco intercepciones, le dio una asistencia magnífica, digna de su talento, a Caraglio en el gol.

Correa (5): En los 50 minutos que estuvo en cancha, redondeó una correcta labor. Comenzó muy similar al partido con Estudiantes por Copa Argentina: inquieto, movedizo y picante. En el primer tiempo desperdició una chance de gol muy clara, fallando en el mano a mano ante García. Hace cosas con la pelota que pocos pueden, es un distinto. Pero insisto en que se desperdicia un poco recostándolo sobre la banda. Recibió la tarjeta roja tras impactar con fiereza ante Peñalba. Si bien fue sin intención de lastimar, estuvo bien expulsado.

Pratto (5): Nuevamente fue discreto el partido de una de las joyitas del plantel. Floja primera mitad, participando muy poco del juego y tocando escasas pelotas. Levantó un poco en el complemento, donde estuvo más activo e intentó tanto colectiva como individualmente. Cuando el equipo se quedó con uno menos, se recostó sobre la banda izquierda y colaboró en la marca. Debe y puede dar mucho más. Vélez lo necesita.

Nanni (4): Flojo el encuentro del nueve, otra vez. A diferencia del partido pasado, jugó más fuera que dentro del área. Pero no lo hizo de gran manera, tocó muy pocas pelotas. Tuvo dos intervenciones que pudieron ser clave, una bien resuelta y la otra todo lo contrario, ambas en el segundo tiempo. Primero, mandó un centro muy preciso a la cabeza de Rolón, quien conectó de mala manera y no pudo marcar. Y luego recibió él mismo uno de Pratto, clarísimo, pegado al arco, pero que resolvió con igual ineficacia.

Caraglio (6): Entró a los 71 minutos por Nanni y convirtió el gol, con una definición categórica, de la victoria. Mostró buenos movimientos de espalda al arco para aguantar la pelota y colaboró también en la recuperación. Tuvo la chance de marcar el segundo, pero falló. Pese a eso, debut soñado para el único refuerzo del Fortín.

Asad (5): Ingresó por Rolón a los 77 minutos de juego. Con su entrada, el Turu volvió a cambiar el mediocampo. Yamil se ubicó de doble cinco junto a Desábato, pasando Cabral a la banda izquierda y Pratto a la derecha. Correcta tarea el poco tiempo que estuvo en cancha.

Pérez Acuña: Vio acción por Pratto a tan solo tres minutos para que finalice el encuentro.

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)