26.7.14


JUGADOR POR JUGADOR

26.7.14

 | VÉLEZ 0 - ESTUDIANTES (BA) 2 | Vélez volvió a quedar eliminado rápidamente en la Copa Argentina y ante un rival de categoría inferior. En el marco de una noche negra, Kolacha Desábato fue el único aprobado del Fortín.


Sosa (5): No tuvo responsabilidad en ninguno de los goles. Se lo notó algo inseguro a la hora de salir jugando.

Cubero (4): Tuvo un partido muy flojo en el aspecto defensivo: mal en la marca y lento para volver. En ataque insinuó bastante, fue salida en un par de ocasiones, pero sin generar grandes riesgos para el rival.

Domínguez (3): Otro partido para el olvido del central rosarino. Perdió siempre la marca, cada vez que lo encararon, lo superaron. No fue nunca salida clara para el equipo. Una vez más, no dio seguridad en el juego aéreo. Fue uno de los principales responsables del segundo gol, pifiando tontamente en el comienzo de la jugada.

Cardozo (3): Comenzó de buena manera, pero se fue cayendo con el correr de los minutos. Perdió casi siempre en el mano a mano, una de sus virtudes. Convirtió en contra el segundo gol de Estudiantes. Borrón y cuenta nueva. Condiciones tiene, hay que bancarlo.

Papa (4): Al igual que Cardozo, comenzó en buen nivel, presionando arriba y mostrándose por su costado con asiduidad, pero mermó al pasar el tiempo. Cada vez que iba al ataque, nadie lo relevaba, por eso Vélez sufrió mucho por el sector izquierdo de la defensa.

Romero (5): Si bien no tuvo el nivel al que nos tiene acostumbrados, fue uno de los más parejos del equipo. Jugó del medio hacia la derecha, casi de ocho, tratando de colaborar en la creación de juego. Falló en ese sentido. Pero colaboró hasta donde pudo en la recuperación. Sacrificio y entrega. Le cometieron un grotesco penal en la primera mitad que el árbitro ignoró. Es cinco y debe jugar en el medio del campo, no por afuera.

Desábato (7): En el marco de una noche negra para la historia de Vélez, Kolacha fue el único en dar la cara siempre. Los corrió a todos. Iba de una banda a la otra recuperando. Pese a no ser lo suyo, también se animó a ir para adelante y tratar de jugar. El mejor.

Cabral (3): Otro que tuvo un partido para borrar rápidamente de su cabeza. Al igual que Romero, no está acostumbrado a hacer la banda. No gravitó nunca. Participó poco y nada de la creación de juego. Vélez sufre cuando Ariel no está en un buen día ofensivamente hablando.

Correa (4): Tuvo un comienzo prometedor: movilidad y rapidez. Aparecía por todo el frente de ataque. En el segundo tiempo pareció acusar el cansancio y se cayó paulatinamente. Tuvo una chance clara de gol, pero pateó mal y sin fuerza. Vélez lo necesita.

Pratto (3): Fue la antítesis del Oso al cual estamos acostumbrados. Tuvo un muy mal encuentro. Cada vez que bajaba a buscar la pelota, era muy bien marcado, por lo que la perdía rápido y se fastidiaba. No se conectó nunca con Nanni. Otro del cual Vélez depende y mucho.

Nanni (3): Gran parte del partido lo pasó entre los centrales rivales. Las pocas veces que tocó la pelota, insinuó más de lo que generó. Se lo nota pesado, mal físicamente. De seguir así, lejos de ayudar al equipo, será una carga.

Rolón (5): Fue el primer cambio del Turu. Ingresó a los 70 minutos por Romero y se ubicó en el costado derecho. Entró con ganas, pero no fue muy buscado. Ante la ida de Pelu, el juvenil tendrá minutos y deberá demostrar que está para jugar en el primer equipo del Fortín.

Cáseres (5): Fue la segunda variante del entrenador. Entró por Desábato a los 80 minutos, muy tarde. El equipo necesitaba su cambio de ritmo y velocidad mucho antes. Se recostó sobre el costado izquierdo e intentó encarar siempre. Inentendible lo poco utilizado que es.

Asad: Vio acción a falta de cinco minutos para que finalice el encuentro. Ante las salidas del Perro y Kolacha, se ubicó de volante central.

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)