26.7.14


UNA TRISTE HISTORIA CONOCIDA

26.7.14

Copa Argentina. Noche helada de Jueves. Lanús: en la previa mucho, en la cancha poco. El rival fue un equipo que no conoce la primera división pero que cosecha históricas victorias en esta competición. El "Pincha" de Caseros salió a comerse la cancha: Vélez fue su bocado.


El equipo parece dividido, desorientado. Adelante podemos generar mucho peligro con nuestro As Pratto y con Correa, que siempre puede dibujar algo. Sin embargo atrás es un equipo diferente, cuando el rival ataca cualquier jugada puede convertirse en peligrosa. No hay "falta de rodaje" que justifique los errores amateurs que tienen los del fondo. ¿El medio? Casi desaparecido, falta un 5 que se coma la cancha y ordene nuestro juego. Y esto abre simplemente una grieta enorme en donde están ubicadas todas las preguntas como: ¿Por qué no hacer una renovación del equipo? O ¿dónde están los millones que ganamos hace años? Los pibes también fallaron: cuando no tienen un acompañamiento de los experimentados, no pueden sacar nada de la galera.

Nuestros centrales siguen siendo un problema, cada error nos recuerda este declive que empezó con ese 1-0 de Racing sobre la hora. Desde ahí, el desastre. Hay rendimientos muy bajos, y pareciera no haber una solución. Todavía queda un semestre por delante que parece que será muy largo…

Lo rescatable de la noche fue el acompañamiento de la gente. Sin micros, se las ideó como pudo y frente a los problemas: cambios de última hora y el terrible frio. La gente siempre está ahí, y la esperanza no se pierde, todos quieren ver a ese Vélez que desplegaba ese buen fútbol: “Que vuelva Vélez”. Ese que enamoró a todos, inclusive al más crítico.

Escrito por Franco Vignozzi. (@franvignozzi en Twitter)