5.7.14


Buena victoria ante Deportivo Morón

5.7.14

En una mañana fría y desolada en la Villa Olímpica, Vélez disputó su primer amistoso de Pretemporada ante el Gallo. Los titulares vencieron 3-0 con goles de Nanni, Correa y Allione; los suplentes, igualaron en cero.

Los primeros en saltar a cancha fueron los titulares. El Turu alineó a: Sosa; Pérez Acuña, Domínguez, Cardozo y Papa; Allione, Romero, Cabral y Correa; Pratto y Nanni.
De principio a fin, el Fortín dominó el encuentro a gusto y placer. Coco se paró sobre la izquierda únicamente para el saque inicial. Luego tuvo la libertad para moverse libre, por todos lados. Hizo las veces de enganche, recibiendo generalmente de Romero y buscando asistir a los delanteros. Sorprendió la velocidad de muchos de los jugadores, teniendo en cuenta el reciente comienzo de la preparación.

Sosa respondió bárbaro las tres veces que lo llamaron a intervenir. Buen partido de la defensa: firmes los centrales y bien en la proyección los laterales. Mientras Romero y Cabral se dividían la mitad de cancha, Allione jugaba a lo Allione, bien de extremo por la derecha, como más le gusta. Un pobre Morón le permitía a los volantes del Fortín darse ciertas libertades en la marca.

Pratto no tenía que bajar tanto a buscar la pelota como suele pasar cuando no aparecen los espacios. Sí lo hacía para juntarse con Coco en la elaboración de la jugada. Así llego el primer gol. El Oso dejó mano a mano al Flaco Nanni que no perdonó. El segundo se forjó de manera similar. Tras un robo de Romerito en el mediocampo, Pratto se vistió de Bochini para dejar nuevamente a un compañero ante el arquero rival. Fue Correa quien, tras un zurdazo cruzado, mandó la pelota a la red. Morón seguía sin reaccionar, no encontraba los caminos para pasar siquiera la mitad de cancha. Un Vélez omnipotente no lo dejaba.

En el complemento, Vélez siguió dominando el encuentro sin mayores dificultades. En una jugada que no parecía de gran importancia, Pratto hizo una de las suyas: se sacó de encima dos hombres, corrió por la banda y mandó el centro atrás para que Agustín Allione sellara el 3-0 definitivo. Tercer gol de Vélez, tercera asistencia del Tanque fortinero.

Con el partido ya liquidado, llegaron los cambios: Villalba y Vázquez ingresaron por Nanni y Pratto, respectivamente. El esquema varió del 4-3-1-2 al 4-4-1-1 con el Keko ubicándose por el sector izquierdo, Coco de enganche y Vázquez como único punta. Al cabo de unos minutos y buscando variantes, el entrenador metió mano y mandó a Peluche hacia la izquierda. El equipo siguió funcionando muy bien, incluso pudo haber aumentado el marcador, pero Peratta dijo presente en un par de oportunidades.

Final del partido y sabor dulce para el Turu y compañía. Vélez no solo ganó y goleó, si no que lo hizo de gran manera, desplegando un buen fútbol.

Tras la contundente victoria de los titulares, los suplentes salieron a cancha a tratar de hacer lo propio. El once inicial presentaba una anormalidad en el esquema táctico: tres defensores. El Turu luego explicaría que se debió a la falta de jugadores. El equipo formó con: Aguerre; Rolón, Gianetti y Grillo; Villalba, Vera, Desábato y Asad; Ferreira; Cáseres y Vázquez.

El lungo Vera se escabullía entre los defensores cuando Morón atacaba. Del partido no hay mucho análisis para hacer. Fue un verdadero bodrio, chato, peleado y sin situaciones de gol. Brian Ferreira no pudo nunca ser el eje, el conductor del equipo. Participó poco y cuando lo hizo, no tuvo precisión ni elegancia. Morón lo buscó un poco más, con Gerardo Martínez como principal estandarte, pero tampoco tuvo grandes ocasiones.
Sin ánimos de ofender a nadie, lo más destacado del encuentro fue cuando el juez pitó el final del mismo. Fue un favor para el público presente.

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)