13.2.14


Roberto Nanni: “Vélez se ha convertido en uno de los grandes y eso es un orgullo”.

13.2.14El Pistolero, flamante refuerzo del Fortín, pasó por Vélez Gigante Radio y habló de todo: sus sensaciones por regresar al club, el plantel, el afecto del hincha y sus ganas de retirarse a lo grande en el club de sus amores.

La pregunta obligada para comenzar la charla era saber cómo se sentía por volver a Vélez: “estoy muy contento. Tenía muchas ganas de venir y cuando me llamaron, mucho no lo pensé. Fue un mercado en el que yo había rescindido con el Atlante, estaba libre por suerte y Vélez me llamó en el momento justo”.

Si bien su último paso por la institución no había sido del todo bueno en cuanto a rendimiento (venía de una lesión), el hincha fortinero siempre tuvo una relación muy buena con Nanni, de gran afecto: “la gente se hizo sentir mucho en las redes sociales, me pedían que volviera. Eso es una alegría muy grande para mí. Les agradezco, les mando un saludo y trataré de retribuírselos en la cancha”.
En 2009 fue dirigido por Ricardo Gareca, quien contaba con el Turu Flores como su ayudante de campo. Al ser consultado sobre cómo ve al técnico y qué cambios cree que realizará, respondió: “Todavía no hablé mucho con el Turu. Pero supongo que el esquema de juego va a ser más o menos parecido al del Tigre. Por lo que tengo entendido le gusta mucho jugar al fútbol, salir jugando”.
“Se nota en todo que Vélez es cada día más grande. Estos últimos años fueron muy productivos a nivel títulos. También se nota en la infraestructura, en la Villa Olímpica. Los jugadores que salen, cada vez lo hacen mejor. La verdad que el club no para de crecer”, sentenció. Y continuó: “antes los miraba de afuera y veía que no paraban de ganar. Ojalá no se corte ahora que estoy acá (risas)”.

Tras marcharse del Fortín en 2009, sus goles llegaron a Paraguay, más precisamente a Cerro Porteño. Allí tuvo un gran paso, marcando 60 goles y coronándose campeón en el Torneo Apertura del 2012. Pero luego se le perdió un poco el rastro. Pasó a México para jugar en el Atlante. “Llegué con el campeonato empezado. Me habilitaron recién en la sexta o séptima fecha. Terminé jugando los últimos nueve partidos. Físicamente me sentí bien. Pero era otra propuesta, estábamos peleando el descenso. Los partidos eran salir a tratar de armarse bien y rescatar un punto. No me sentí muy cómodo en ese papel. El club estaba pasando por problemas de todo tipo y llegamos a un acuerdo para rescindir el contrato”, relató sobre su paso en el fútbol azteca.

Sobre su relación con los integrantes del plantel, contó: “hablé con algunos de los muchachos. En la Pretemporada también coincidimos en Punta del Este y pasé por la concentración a saludar. Hay mucha comunicación. Nos conocemos y estamos en contacto con algunos de los chicos”. Al preguntarle por el capitán Fabián Cubero y sus conocidas bromas, expresó entre risas: “no, yo eso no lo pago es para los nuevos”. Y lo elogió: “con Poroto me llevo muy bien. Hay que respetarlo por todo lo que ha ganado en el club”.

Luego se lo consultó por la dura competencia que tendrá que llevar a cabo con delanteros como Pratto y Zárate: “para uno que haya jugadores de esas características siempre es muy bueno, porque lo exige más. Hay jugadores de jerarquía, uno aprende de eso y se exige. Es un lindo desafío personal”.

“Yo me acuerdo de todos los goles. El que le hice a Argentinos Juniors (2009) fue especial porque fue el primero después de mi lesión. También recuerdo uno contra Sporting Cristal de tijera, por la Libertadores. Los goles a Chicago, que eran clásicos lindos de jugar. Pero la gente siempre me recuerda el gol a River, más que nada porque fueron trece años sin jugar en el Monumental y ese día lo hicimos sobre la hora”, respondió acerca de sus mejores goles y momentos en el club.

En su última charla con Vélez Gigante, versión web, había dejado el título de “Vélez es mi casa futbolística”. Completó al respecto: “Es así, Vélez es mi casa. Es el club que me formó, no solo futbolísticamente, sino que pasé gran parte de mi adolescencia en la institución, en la pensión, en la Villa (Olímpica), en el Poli, viendo partidos o recitales. Tengo un montón de amigos de esa época. Siempre lo recuerdo con mucho cariño. Y futbolísticamente es el club que me vio nacer, que me hizo conocido nacional e internacionalmente. Uno es agradecido”.

Al consultarle sobre si piensa en el retiro y si le gustaría hacerlo en Vélez, fue contundente: “no, todavía no lo pienso. Tengo 32 años y la verdad es que me siento bien. Así que por el momento no está en mis planes. Esto es una cuestión de sentirse bien y disfrutarlo. Yo me siento muy bien, principalmente ahora que me toca volver a Vélez. Estoy pensando en jugar hasta los 40 años. Y cuando llegue el momento, retirarme en Vélez me encantaría. Más allá del cariño, no estamos hablando de cualquiera. Vélez se ha convertido en uno de los grandes y eso es un orgullo”.

¿Con qué convencerías a alguien para venir a Vélez?, fue la pregunta para cerrar la charla. “Últimamente no hay que convencer a nadie, todos quieren venir a Vélez. Todos saben a nivel internacional lo que significa Vélez para el fútbol argentino. Se ha dado a conocer, es un club ganador, que se ha quedado con muchos títulos en los últimos años. Yo les diría que es un club bárbaro, es una familia cada vez más grande y que te tratan muy bien”, afirmó.

Acá, el audio con la nota completa al Pistolero: http://www.radiowu.com/novedades-velez-gigante/357-nanni-pistolero-vuelta-velez

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)