15.2.14


Con un Zárate imparable

15.2.14Vélez goleó 3 a 1 a Arsenal en el Viaducto por la segunda fecha del Torneo Final 2014. Los dirigidos por José "Turu" Flores jugaron un flojo primer tiempo y recién en el complemento llegó el buen fútbol y los goles. Mauro Zárate marcó un doblete y después marcó Jorge “Coco” Correa, de gran partido. Mariano Echeverría descontó para el equipo de Gustavo Alfaro.

La sed de revancha estaba intacta en el Julio Humberto Grondona, ya que Vélez hace dos semanas se había quedado con la Supercopa Argentina derrotando a Arsenal. Es por eso que se esperaba un gran partido, ya que además ambos aun no conocían el triunfo en el Torneo Final.

El local mostró su mejor arma de ataque en el primer tiempo: el juego aéreo de la mano de Caraglio, Echeverría y Zelaya. Además de la pelota parada, Arsenal dominó el juego y contraatacó, es así que apenas comenzado el partido, a los cinco minutos, Zelaya quedó solo frente a Sebastián Sosa, pero definió cruzado y su remate se fue afuera. A los 10’, Sebastián Sosa, ya figura, tuvo que reaccionar rápido ante un cabezazo de Caraglio para evitar que los de Alfaro se pusieran en ventaja. Vélez apostaba a la velocidad de Correa o a las individualidades de Zárate o Pratto.

Individualidad que llegó a los tres minutos apenas comenzado el segundo tiempo, de la mano de un gran Lucas Pratoo, que desde la derecha desbordó y cedió a Zárate, que la paró y definió cruzando la pelota al segundo palo de Campestrini, que poco pudo hacer. Diez minutos después, Mauro Zárate, anticipando a Mariano Echeverría, volvió a marcar de la misma manera, luego de una genialidad de Lucas Pratto, que volvió a desbordar, esta vez por izquierda y tirando un centro atrás. Desde ese momento, el fortín dominó el juego, se puso 2 a 0 y comenzó a mostrar el Vélez que todos conocemos.


A los 18’ del complemento, liquidó el encuentro con Jorge “Coco” Correa, tras una asistencia desde la derecha de Mauro Zárate que lo vio sólo en el punto del penal, el juvenil definió fuerte y de primera. Desde ese momento, el conjunto de Alfaro se convirtió en un puñado de nervios, fue así que a los 29', Damián Pérez se fue expulsado después de darle una brutal patada a Agustín Allione.

Ya sobre el final, Mariano Echeverría, después de una falla en defensa de Vélez, se encontró sólo frente al arco defendido por el uruguayo Sosa, y descontó para sentenciar el 3 a 1.

El 2014 parece ser positivo para Vélez, lleva 4 encuentros oficiales sin conocer la derrota, con tres victorias y un empate. El miércoles recibe a All Boys en el Estadio José Amalfitani.


Escrito por Gonzalo Solis (@GonzaGSolis en Twitter).