24.12.13


Gracias totales

24.12.13Ayer por la noche, Ricardo Alberto Gareca le confirmó al manager de club Christian Bassedas que no renovaría su contrato por un año más. El entrenador tomó la decisión de abandonar la institución luego de cinco años. Hinchas, colegas y periodistas llenaron de elogios al "Tigre" en su despedida del club. En Vélez Gigante lo queremos despedir como se merece repasando toda la Era Gareca que tantas alegrías le trajo al pueblo fortínero. #GraciasTigre!

El día menos esperado para los hinchas de Vélez llegó. ¿Quién se iba imaginar estar en el José Amalfitani, levantar la cabeza, observar el banco y no ver a un flaco alto con una melena rubia dando indicaciones y corrigiendo errores de sus jugadores?. Luego de un año complicado, el segundo técnico más ganador en la historia del club se despidió por la puerta grande, como lo hacen los ídolos.

Año por año y los mejores recuerdos de la Era Gareca:

Toda esta historia comenzó el 5 de enero de 2009 con la primer práctica de la Era Gareca en Vélez. La estadía del "Tigre" duró mucho más de lo que se esperaba. El entrenador llegó al club recomendado por Bassedas, y luego de ser campeón en 2008 con Universitario de Perú. Conocedor de la casa por su paso como futbolista entre 1989 y 1992, comenzó un proyecto a largo plazo que le daría muchas alegrías al pueblo fortínero.

En su primer torneo al frente del equipo, demostró que llegaba para quedarse. Su debut con el "Fortín" fue el 8 de febrero de 2009, en el estadio Tomás Ducó, en un aburrido empate ante Independiente. Después, con el paso de las fechas y la cosecha de buenos resultados, el equipo comenzó afianzarse y enderezar el camino al título, que terminó con una definición de película. En un partido inolvidable, Vélez y Huracán se enfrentaron en el José Amalfitani para determinar al campeón del Torneo Clausura 2009. A falta de cinco minutos, y en una jugada polémica que todavía se sigue discutiendo por Parque Patricios, Maximiliano Moralez marcó el 1 a 0 que consagró campeón al Fortín. Mejor arranque imposible..

Luego de su exitoso debut (con la obtención de su primer título en el club) se ganó el cariño de la gente, pero iba por más. Poco a poco convenció a los jugadores de su idea futbolística y comenzó a formar grandes planteles que se mantendrían en la elite del fútbol argentino desde 2009 hasta la actualidad. En cada comienzo de temporada, el técnico promovió y consolidó a juveniles surgidos de la cantera, que hoy soy referentes dentro del equipo profesional. Siete de cada diez jugadores que utilizó el "Tigre" durante este tiempo salieron de la cantera.

Quizás el 2010 fue el año donde no se consiguieron títulos, pero que sirvió para seguir profundizando el buen trabajo de este proyecto, que seguiría cosechando alegrías. Al año siguiente volvió a conquistar un nuevo título local y después de 17 años, el "Fortín" volvió a ser protagonista de la Copa Libertadores llegando hasta semifinales y quedando eliminado ante Peñarol. Estuvo muy cerca de ser finalista, pero el destino le jugó una mala pasada y se quedó con el sueño de ser campeón. Sin embargo, en el Torneo Clausura 2011, el conjunto de Gareca fue el mejor. Otra vez el mismo rival y una vez más el mismo final. Una fecha antes de que termine el campeonato, se cruzaron Vélez y Huracán, pero en el estadio Tomas Ducó. Santiago Silva y David Ramírez de penal marcaron para darle otra título al hincha fortínero. "Ese es el famoso Tigre que volvió a Vélez para ser campeón"...

En la segundo semestre de 2011, Vélez disputó la Copa Sudamericana y otra vez fue eliminado en semifinales. Una vez más se le negó la chance de conseguir una copa internacional. A fines de ese año cambió la dirigencia en la institución, se fue Fernando Raffaini y llegó Miguel Callelo, pero el proyecto de la Era Gareca quedó intacto. Luego de tres años al mando del plantel, comenzaron los rumores de que optaría por no renovar contrato aunque el entrenador extendió el vínculo.

En 2012, la cosecha de títulos locales no se detuvo. El Torneo Inicial 2012 sería el tercer título como entrenador de Vélez para Gareca. Luego de tomarse su tiempo para decidir y pensarlo bien, selló su continuidad por un año más para tranquilidad de todos los hinchas que pedían que no se vaya.

Después de un comienzo de año complicado por muchas lesiones y malos resultados, llegó otra satisfacción. A mediados de 2013, más precisamente el 29 de junio en Mendoza, el Fortín obtuvo el Campeonato de Primera División 2012/13 luego de vencer al Newell's Old Boys de Gerardo Martino por 1 a 0 con gol de Lucas Pratto.


Muchas veces suele decirse que los números son solo estadísticas y no mucho más, pero vale la pena repasar en cifras el gran trabajo de Gareca:

-Desde su llegada en 2009, el entrenador dirigió 254 partidos (131 victorias, 64 empates y 59 derrotas) con un total de %60 de los puntos disputados, cuatro títulos y dos subcampeonatos.

- En estos cinco años, el técnico dirigió 21 competencias locales e internacionales con Vélez y fue campeón en cuatro ocasiones: En su debut en el Clausura 2009 obtuvo 40 puntos y fue el ganador. En el Clausura 2011 se consagró con 39 unidades y en el Torneo Inicial 2012 consiguió el título con 41 puntos. Su última conquista fue este año, tras vencer a Newell´s en Mendoza y consagrarse Supercampeón del fútbol argentino.

- Si bien estuvo cerca en varias oportunidades, la "deuda" de Gareca fueron las copas internacionales: Disputó cuatro certámenes de la Copa Libertadores y estuvo cerca en 2011, pero quedó eliminado. También participó de cuatro ediciones de la Copa Sudamericana y llegó a semis en 2011 luego de perder ante Liga de Quito.

- A lo largo de todo su ciclo, Gareca utilizó a ochenta jugadores de los cuales 54 surgieron de las inferiores del Fortín. Entre los más destacados se encuentran: Héctor Canteros, Gino Peruzzi, Agustín Allione, Lucas Romero y Ezequiel Rescaldani, respectivamente.

- Es el tercer entrenador que más partidos dirigió en Vélez detrás de Victorio Spinetto (625 partidos) y Boffo (274 encuentros).

Un gran tipo, con gestos enormes:

Por otra parte, cabe destacar que además de ser un excelente director técnico también es una excelente persona. Ricardo Gareca siempre que pudo colaboró y ayudó a todas las personas relacionadas al mundo Vélez. El caso de Pablo Alem López, y la ayuda que brinda el "Tigre" deja en claro toda su humildad y solidaridad para los que viven momentos difíciles. 

Anecdota inolvidable:

El 15 de noviembre de este año, en una mañana donde llegar a la Villa Olímpica no fue fácil, cumplí un sueño. Luego de ingresar al predio, comenzaron los nervios y la ansiedad. No era un día cualquiera, Vélez la noche anterior venía de ser eliminado de la Copa Sudamericana ante Ponte Preta y semanas atrás Gareca había puesto en duda su continuidad. Con pocas chances, pero mucha ilusión, comenzó la movida para hablar con el "Tigre". Una vez finalizado el entrenamiento, me la jugué y le grité: "Tigre!, Tigre!, vení un segundo por favor". Gareca junto con el resto del cuerpo técnico caminaba derecho al vestuario, pero su trayectoria comenzó a cambiar y cada vez estaba más cerca. Una vez cara a cara, le expliqué mi situación y las ganas de entrevistarlo. Con mucha simpleza y buena onda, accedió sin problemas. No conté el tiempo, habrán sido diez o quince minutos mano a mano con Gareca que no olvidaré jamás. Y despues de la nota, de despedirnos y que me dejara con la duda sobre su continuidad, comprendí con ese simple gesto de amabilidad de lo gran tipo que es el "Tigre".  Acá les dejo la nota "Cuando vine no tenía la expectativa de cinco años".

En el fútbol argentino, tener éxito y mantenerse a lo largo del tiempo, es algo muy difícil y Ricardo Gareca lo consiguió. En cinco años, obtuvo cuatro títulos, que no es poca cosa. En tiempos donde los entrenadores duran pocas fechas y dependen de los resultados, lo que hizo el "Tigre" parece una hazaña. A lo largo de este tiempo formó un plantel, que sin dudas está entre los mejores del país hace ya varios años, y promocionó a muchos jóvenes que hoy lo integran. Conoce al club mejor que nadie y es un ídolo para los hinchas. Además de su labor como técnico, dejó su huella como persona con gestos que jamás se olvidarán. No es un adiós, sino un hasta luego. Todos los hinchas de Vélez esperan volverte a ver con esa melena rubia en el banco de suplentes dando indicaciones y generando alegría en la gente. Gracias eternas, mucha suerte y volvé cuando quieras, Vélez es tu casa...

Escrito por Emiliano Pereira García. (@EmiiPereira7 en Twitter).