17.11.13


Un boludo de primera

17.11.13

En la conferencia de prensa del último miércoles, el “Tigre” Gareca hizo retumbar una frase que sacudió a gran parte del mundo Vélez: “No soy boludo”. ¿Por qué? Porque a sus oídos llegaron algunos comentarios mal intencionados, que nada tienen que ver con una crítica. Sin embargo en esta ocasión no coincido con la visión Gareca…
Sí, es un boludo. ¿Sabés por qué? Porque, desde su llegada, pidió que se lo considerara por sus logros y su trabajo, más allá de su condición de hincha. Es un boludo por ser agradecido con quiénes lo trajeron al club. Es un boludo porque siempre quiso pelear cada competencia hasta el final. Es un boludo por haberse emocionado cuando le ganamos aquella épica final a Huracán. Es un boludo por haber ganado cuatro títulos en cinco años. Es un boludo por haber mantenido siempre los pies sobre la tierra. Es un boludo por tratar con respeto y buena predisposición a la prensa. Es un boludo por haber tomado cada crítica con humildad y seriedad. Es un boludo por haber sido nombrado personalidad destacada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es un boludo por haberse comprometido a seguir este proyecto durante –hasta ahora- cinco años, sabiendo la exigencia que impone un club como Vélez. Es un boludo por haber rearmado un plantel al que se le fueron casi todas sus figuras. Es un boludo por haber hecho debutar en primera a 32 pibes de las inferiores, inclusive Matías Pérez Acuña, que debuta esta tarde. Es un boludo por sufrir cada partido hasta el último minuto. Es un boludo por querer lo mejor para el club. Es un boludo por haberse metido en el corazón de la mayor parte de los hinchas. Sí, Ricardo Alberto Gareca es un boludo de primer nivel. O quizás los boludos sean otros…

Escrito por Hernán Alvarez. (@hernanfalvarez en Twitter)