7.11.13


Se sigue negando

7.11.13Vélez jugó como local ante Ponte Preta, perdió por 2 a 0 y quedó eliminado de la Copa Sudamericana. El desarrollo del primer tiempo fue bastante aburrido y tuvo pocas chances claras de gol. En el complemento, el conjunto visitante marcó al comienzo con Elias y fue un golpe duro para el Fortín que no dejó de buscar dar vuelta el resultado. En tiempo de descuento, Fernando Bob sentenció el encuentro.

El equipo de Ricardo Gareca arrancó mejor y tomó la iniciativa. El local salió a buscar el partido y poco a poco comenzó a descuidarse en defensa. Por el lado de la visita, el planteo fue muy claro: Firme la defensa, el mediocampo muy retrasado y los delanteros esperando salir de contraataque. La primer chance clara llegó cuando el equipo brasilero dominaba el partido y fue un cabezazo del central Artur que Sebastián Sosa mandó al córner. A los 30 minutos, Ezequiel Rescaldani cabeceó anticipando a Tigrao y la pelota paso pegada al segundo palo.

En el complemento, se comenzó a definir la suerte de Vélez en la copa. A los tres minutos del segundo tiempo, llegó el primer gol de la noche. Luego de un ataque del Fortín, Ponte Preta salió rápido de contra. Elias y Rildo combinaron una pared a la perfección ante una defensa mal parada del equipo local. Finalmente, Elias mano a mano con Sosa definió muy bien y marcó el 1 a 0 para los brasileros.

Baldazo de agua fría en el José Amalfitani y sorpresa para los hinchas de Vélez. Luego del gol, el conjunto de Gareca salió decidido a dar vuelta el resultado. Fabián Cubero lo tuvo abajo del arco pero no pudo convertir y después el defensor César sacó un remate de Canteros en la línea. Con una fuerte resistencia del visitante y sin muchas ideas, las chances de gol comenzaron a escasear.

Recién al final del partido volvió a la carga el Fortín, pero en ningún momento encontró la manera de vulnerar al rival. El técnico optó por los ingresos de Ramiro Cáseres, Federico Insúa y Jonathan Copete, pero no cambiaron para nada la realidad del equipo.

Para colmo, a los 48 minutos del complemento, Ponte Preta sentenció el resultado. Luego de un pelotazo largo del arquero, un mediocampista la peinó y dejó a Fernando Bob luchando cuerpo a cuerpo con Cubero. El volante ganó, le tiró un sombrerito a Sosa y definió sin oposición para sellar el encuentro.

El rendimiento del equipo fue bueno en líneas generales. A lo largo de todo el partido fue claro dominador, salvo en algunos tramos del primer tiempo. El mayor problema con el que se enfrenta es que no sabe jugar ante esta clase de planteos por parte del rival. Además, la falta de gol es algo clave que se paga caro en estas instancias de la copa. Ya sin el objetivo principal del semestre, lo único que queda es apuntar a sacar una buena cantidad de puntos en el torneo local. El domingo, ante River, tendrá la chance de levantarse de este dificil momento.

Escrito por Emiliano Pereira García. @EmiiPereira7 en Twitter).