10.11.13


Próximo rival: River

10.11.13

Vélez recibirá este domingo, desde las 21.15, a River, en el marco de la decimoquinta fecha del Torneo Inicial 2013. El árbitro encargado de impartir justicia será el bonaerense Germán Delfino.
Una ilusión más que nos arrebatan. Otro sueño del que nos despojan. Increíble, pero tristemente real. Volvemos a quedar eliminados de un torneo internacional. El consuelo no tiene límite. Ya habíamos adoptado a esta Sudamericana como nuestra. Todos la imaginábamos en las vitrinas del club. Le estábamos dando casi el mismo valor que una Libertadores. El deseo y las ganas de levantar una corona de afuera, nos llevaba a eso. La locura y la algarabía de ayer, son la tristeza y desolación de hoy. 

Yendo a lo estrictamente deportivo, a lo que ocurrió en cancha, hay que decir que Vélez no mereció quedar eliminado, ni por casualidad. Fue superior en Brasil, en donde tuvo varias oportunidades para marcar un gol. Pero no lo logró. Y en la vuelta en el Amalfitani, ocurrió lo mismo. Se regaló el primer tiempo, con mucho toque intrascendente para los costados, sin ser punzante, casi sin atacar. El rival, al que se subestimó, esperaba ordenado, agazapado por una contra. Se sabía que la defensa no se podía equivocar. Y ocurrió. A partir de ahí, todo se desvirtuó. Porque el equipo fue, sin muchas ideas, desesperado en busca de goles. Tuvo las chances. Un palo, un gol sacado en la línea y otras malas definiciones, lo impidieron. Y abajo estaban mano a mano. Al igual que el primero, llegó también el segundo. Pelotazo largo, error en la marca y otro cachetazo a la ilusión de los hinchas. 

Quedan muchas cosas para analizar y discutir, pero no es el motivo principal de esta nota. Ya eliminados de la Copa, ahora el objetivo del plantel es ganar la mayor cantidad de puntos en el torneo local: "Por respeto a nosotros y a la camiseta que vestimos, tenemos que intentar ganar los cinco partidos y terminar lo más arriba posible. Se empieza el domingo contra un rival que viene golpeado, como River", hizo mención al respecto Lucas Pratto. 

En la práctica matutina de hoy, el plantel se entrenó liviano, con total tranquilidad. El entrenador prefirió no cargar físicamente a los jugadores y aprovechó la jornada para que se recuperen en tiempo y forma para el día domingo. Sí se trabajó en jugadas de pelota parada y definición. El único de los habituales titulares que se movió de forma diferenciada fue Fernando Tobio, que acusó un cuadro febril. Por eso, de no mediar inconvenientes de última hora, el Tigre repetiría el mismo once inicial del pasado jueves: Sosa; Cubero, Tobio, Domínguez y Papa; Allione, Canteros, Romero y Cabral; Pratto y Rescaldani. En el banco de relevos estarán: Aguerre; Cardozo; Cerro, Desábato, Insúa, Ferreira y Copete. 

Por el lado del rival cabe mencionar que también llega golpeado por la eliminación de la Sudamericana a manos de Lanús. A diferencia del Fortín, River fue superado por su rival en ambos encuentros. El equipo no está atravesando un buen momento, más bien todo lo contrario: los jugadores son muy cuestionados por la gente e incluso últimamente también Ramón Díaz, su técnico y emblema histórico de la institución. 

Si bien el riojano no confirmó el equipo que saldrá a cancha mañana, se cree que hará varias modificaciones respecto al último encuentro, incluyendo el sistema táctico. Volvería al clásico 4-4-2 con Maidana, Balanta, Funes Mori, Carbonero, Rojas y Mora ingresando en lugar de Pezzella, Bottinelli, Vangioni, Fabbro, Ferreyra y Menseguez, respectivamente. El equipo entonces: Barovero; Mercado, Maidana, Balanta y Funes Mori; Carbonero, Ponzio, Kranevitter y Rojas; Mora y Gutiérrez. 

El historial previo muestra una clara diferencia a favor del elenco Millonario, con ventaja de 35 partidos, producto de 48 triunfos fortineros, 41 pardas y restantes 83 derrotas. Pero la actualidad indica otra cosa totalmente distinta. De los últimos ocho encuentros, Vélez se impuso en cinco y River apenas en uno. Y en el Amalfitani, los de Núñez no ganan desde el 2008. Esperemos siga la racha por muchos años más. 

Con el encuentro ante River, Ricardo Gareca, flamante Personalidad Destacada del deporte de la Ciudad de Buenos Aires, estará marcando un nuevo capítulo distintivo en su vida como entrenador del Fortín. El Tigre cumplirá 250 partidos al frente del primer equipo de la institución. Las estadísticas marcan 127 victorias, 63 empates y apenas 59 caídas, con 360 goles a favor y 212 en contra. En el trayecto se alzó con cuatro campeonatos, un subcampeonato, dos terceros puestos y dos Semifinales de Copa como mayores logros obtenidos. Actualmente se encuentra en la tercera posición entre los técnicos con mayor cantidad de presencias al frente del banco fortinero. Muy lejos en el primer lugar, con 625, se encuentra el mítico Victorio Spinetto. Pero del segundo, José Luis Boffi, lo separan 24 partidos nada más. Una meta que, de continuar a fin de año en el club, seguro conseguirá.

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)