3.10.13


Vélez 2 - La Equidad 1: Visión Gareca

3.10.13

Por la vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana, Vélez recibió a La Equidad de Colombia. El Fortín había logrado la ventaja en Bogotá y debía ratificarla para asegurarse el paso a la próxima instancia. En Liniers costó más de lo pensado, pero los dirigidos por Ricardo Gareca avanzaron a cuartos. Espera por Ponte Preta o Deportivo Pasto. 
El Tigre dispuso el mismo once que venció a los Cafeteros en su tierra. Contaba con la duda en el arco, ya que Sebastián Sosa se encontraba en recuperación de un desgarro, pero se estimaba que llegue para este cotejo. Y así fue, el uruguayo fue el encargado de defender la portería velezana. Alan Aguerre demostró en los partidos que le tocó jugar, que no le pesa en absoluto la titularidad, y que estará disponible para Gareca cuando sea necesario. 

Luego, el Fortín mantuvo los mismos jugadores que habían igualado frente a Estudiantes en Quilmes. Pero el entrenador, aún no puede colocar sus once preferidos, ya que Sebastián Domínguez continúa en la enfermería. Es sólo cuestión de tiempo, son pocos los días que le restan al segundo capitán fortinero para regresar y estar a disposición del Tigre. 

Ya está claro que Federico Insúa perdió la titularidad en manos de Héctor Canteros, pero Gareca insiste en darle minutos al Pocho. El encuentro ante los colombianos pedía la presencia del ex Boca, que con espacios es capaz de destacarse y hacer jugar al equipo. Pero claro, Tito hizo un gran partido, mostrándose en todo momento y teniendo como mayor virtud la precisión a la hora de trasladar la pelota. Por eso, en el momento que ingresó Insúa, fue Alejandro Cabral el que abandonó el campo. Si bien es cierto que se vio condicionado por la superioridad numérica de Vélez. En caso de estar once contra once, quizás la modificación hubiese sido por Agustín Allione. 

Gareca se mostró fastidioso durante el encuentro. Vélez superaba en juego a su rival, pero no en el marcador. Eso le molestaba al entrenador, aunque algunas decisiones individuales y grupales también despertaban el enojo en el DT. Rara fue la demora que tuvo el Tigre para realizar los cambios. Si bien es de tardar, en este partido lo hizo más de lo habitual. 

Faltando diez minutos para el final del partido hizo su ingreso Insúa, y luego Ezequiel Rescaldani reemplazó a Mauro Zárate, que parece acomodarse al equipo y a lo que quiere el entrenador. Es cierto, desperdició ocasiones que ante otro rival no puede fallar. Pero el ex Lazio en todo momento se muestra como opción de pase y genera situaciones muy claras de gol para Vélez. Sobre el final, fue Ramiro Cáseres el que sustituyó al jugador más determinante del Fortín, Lucas Pratto. El ex Genoa está en uno de sus mejores momentos (también supo estarlo en el Torneo Inicial 2012) y la suerte de Vélez parece pasar por él. Cuando Pratto está en sintonía, los de Liniers son capaces de vencer a cualquier rival, pero cuando desaparecer es posible que la indecisión grupal sea algo recurrente. 

El Fortín se encuentra en los cuartos de final del certamen continental, pero aún no es momento de descuidar el campeonato local. La suerte no está echada, los primeros pueden perder puntos, pero Vélez debe encontrar la regularidad en el torneo. Una victoria frente a Gimnasia en La Plata puede ser un envión anímico importante para aspirar a un nuevo campeonato local.

Escrito por Mateo Pernigotti. (@MateoPernigotti en Twitter)