25.8.13


Somoza: "Voy a seguir siendo hincha de Vélez"

25.8.13

Leandro Somoza dialogó con los medios de prensa luego del empate entre el Fortín y Lanús en el Amalfitani. El jugador surgido de las inferiores del club se refirió al trato de los hinchas y dijo "por más que me insulten voy a seguir siendo hincha de Vélez".
"Lo que pasa no quita que voy a seguir queriendo al club. Mi familia siempre viene porque es socia", dijo el mediocampista.

"Por más que digan lo que digan, voy a amar a esta institución que me dio identidad en el fútbol argentino", finalizó.

Inhibición al club, "llego a un grande como Boca" y haber cobrado el sueldo, uno de los más altos en ese momento, durante seis meses que estuvo lesionado. Esos son los motivos que expresan los fortineros para explicar el por qué de la relación tensa.

En el inicio del año 2012, el "León" habló con Fox Sports Radio sobre el pedido de inhibición hacia Vélez. Al iniciar la conversación le reprochó a Mauro Palacios, periodista que cubría al equipo de Gareca en ese momento, que tiró la información sin verificarla con él.

"Esto viene de hace muchísimo tiempo. Desde el momento en que yo me lesioné en el club, a partir de ahí las cosas no fueron como uno querría", arrancó en el programa de Vignolo.

A la hora de hablar sobre la inhibición, aclaró: "Pasaron muchísimas cosas. No era una deuda conmigo, era una deuda con AFIP. Yo llegué de Tandil y la AFIP había cobrado de mi plata. No podía hacer ningún movimiento porque Vélez tenía una deuda con la AFIP, obviamente a mi nombre".

"Desde el 2010 que estamos reclamando, mi contador fue muchísimas veces y la única opción que vi para cobrar fue ir al gremio que, rápidamente, en 48 horas lo pudo solucionar", explicó.

Después le preguntaron sobre cómo se encontraba la relación con las autoridades del Fortín y explicó: "Ni me hablo con los dirigentes. Ya tengo 31 años y no soy un pibe de 20 años. Me crié en este club de los 8 años y cuando fui a jugar, más allá del pedido de la gente, los dirigentes no fueron capaces de un agradecimiento ni darme nada".

Desde el estudio del programa preguntaron por qué no trató de arreglar el problema sin llegar a la inhibición y respondió: "La última vez que llamé me dijeron que ya no era prioridad para pagar eso. Había que buscar otra solución y se tomó. Había otra empresa que me estaba reclamando un pago que Vélez me lo tenía que hacer y nunca lo hizo".

Siguió hablando de los popes fortineros y dejó aún más en claro su opinión: "Los dirigentes de Vélez se encargan de ensuciar al jugador. ¿Por qué no salen a decir la verdad de lo que pasó de mi tema?", cerró.

Un directivo del club había declarado en su momento: "La verdad que ya no nos sorprende nada de Somoza ni de su representante, quien es considerado persona no grata en Vélez" criticando el gesto que tuvo. Además añadió: "Nunca hubo voluntad de no pagarle”.

Las versiones de las dos partes son bastante diferentes. La posibilidad de saber cuál fue el verdadero problema está muy lejana. Somoza nunca realizó declaraciones en contra de los hinchas ni de Vélez Sarsfield como institución, seguramente la inhibición no fue con motivo de perjudicar al club si no que fue con intención de querer cobrar lo que le correspondía. La cuestión está en saber si los dirigentes realmente ignoraron los llamados del volante y su representante o si éste acudió directamente a la inhibición.

Escrito por Ezequiel Ortega. (@ezzeortega en Twitter)