24.8.13


Cero en todo

24.8.13

Vélez jugó como local ante Lanús y empató sin goles en el José Amalfitani. El equipo de Ricardo Gareca fue a buscar el partido en todo momento, pero le faltó peso en ofensiva y no logró convertir. Ahora, el técnico deberá preparar el partido del jueves por la vuelta de la Copa Sudamericana ante Belgrano.
En la previa se esperaba buen fútbol, pero el espectáculo estuvo lejos de eso. En los primeros minutos, ambos equipos intentaron llegar al gol con juego asociado y pelota al piso pero con el paso del tiempo eso se fue diluyendo y quedó en la nada. El mediocampo se hizo un lugar de lucha y pelea en cada pelota y lo que le faltó al partido fueron chances claras de gol.

En el primer tiempo sobró la entrega y la intensidad por parte de los protagonistas pero tuvieron poco juego y elaboración para generar peligro en el área rival. En el mediocampo, Leandro Somoza fue quién impuso condiciones y manejó las acciones en el equipo visitante. Por el lado de Vélez, Ariel Cabral y Agustín Allione intentaron lastimar por las bandas pero no tuvieron mucho efecto. A lo largo de todo el partido las imprecisiones y equivocaciones fueron muy reiteradas por parte de los dos equipos.

Llegando al final de la primera parte, el equipo local tuvo la chance de abrir el marcador en dos oportunidades en los pies de Lucas Pratto pero el goleador no le pudo dar de lleno a la pelota y Marchesín contuvo sin problemas. Sin dudas la más clara llegó en la última jugada, con una habilitación de Federico Insúa para Ariel Cabral pero el volante le erró al cabezazo y se perdió la chance de abrir el marcador.

En el segundo tiempo el panorama no fue muy distinto a lo que se vio en los primeros 45 minutos. Al principio la visita generó un poco de peligro en el arco que defendía Sebastián Sosa pero después se quedó y el arquero uruguayo fue un espectador de lujo. Tanto Gareca como el "Mellizo" realizaron cambios para modificar el juego, pero los ingresos poco influyeron. Vélez intentó como pudo pero tampoco generó chances claras de gol. En la última casi lo gana Lanús en una contra pero la defensa del Fortín se recuperó, y si bien el rebote le quedó a Barrientos, su remate se fue por arriba del travesaño.

Analizando el rendimiento del equipo, el problema siempre es el mismo: la falta de peso ofensivo. Sebastián Sosa no tuvo que intervenir mucho y fue espectador todo el partido. La defensa estuvo sólida y salvo algunas jugadas por el sector de Facundo Cardozo que desbordaron con facilidad no hubo grandes desajustes. El mediocampo tuvo ida y vuelta con Agustín Allione. Francisco Cerro como siempre luchando y dando batalla con el cuchillo entre los dientes y Ariel Cabral que no estuvo preciso pero siempre intentó jugar. Por su parte, Federico Insúa fue el gran ausente esta tarde en el equipo de Gareca. El "Pocho" entró poco en juego y no gravitó. Por último, Jonathan Copete fue muy laborioso pero fue más de lo mismo de siempre y no termina de demostrar lo que realmente sabe. Lucas Pratto fue de lo mejor en cancha, generando peligro siempre que está cerca del área.

Escrito por Emiliano Pereira García. (@EmiiPereira7 en Twitter)