24.5.13


Próximo Rival: Quilmes

24.5.13

Vélez recibirá a Quilmes, desde las 20.15, por la décima quinta fecha del Torneo Final 2013 en el Estadio José Amalfitani de Liniers. Emilio Carranza te muestra cómo llegan ambos equipos, cómo formarán y el historial entre los dos.

El conjunto de Ricardo Gareca viene disputando su peor semestre en muchos años. Ni hablar si se toma como referencia la era del Tigre, en la cual nos habíamos acostumbrado a estar siempre en lo más alto. Eliminados tempranamente de la Copa Argentina y recientemente de la Libertadores, el fortín jugará las últimas fechas del campeonato doméstico con la sola intención de sumar la mayor cantidad de puntos y poder así clasificar a las copas internacionales del año próximo. Actualmente se encuentra ubicado en el puesto diecinueve, el anteúltimo de la tabla, sólo superando al débil Argentinos Juniors. Es, por ahora, la peor campaña en nuestra rica historia. En catorce partidos jugados, Vélez ganó tan sólo dos, empató en cinco ocasiones y perdió los siete restantes. Si bien es cierto que se perdieron muchos puntos sobre la hora en algunos partidos y que en gran parte de ellos se utilizó un equipo alternativo, la campaña es desastrosa. Flojísima. Los jugadores lo tienen bien claro y sin duda dejarán todo en estos cinco partidos buscando levantar su orgullo y dejar al equipo lo más alto posible.

La primera de estas cinco finales, será ante el complicado Quilmes de Omar De Felippe. Es un rival duro, áspero, fuerte en todas sus líneas, metedor, pero que también juega y hace goles. No por nada es, detrás del líder Newell’s, el que más veces vulneró la valla rival. Su idea de juego se basa justamente en eso. Es un equipo aguerrido en su línea defensiva, fuerte físicamente y que cuenta con jugadores muy rápidos para salir de contra. Pero sin duda si punto más fuerte se encuentra adelante, en el tridente ofensivo. Juega con dos enlaces y un punta. Miguel Caneo, el conductor natural del equipo, es un dotado técnicamente hablando, de exquisita pegada y buen juego asociado. Fernando Elizari es su acompañante ideal, se entienden a la perfección. El Melli, que es seguido por varios clubes europeos, es una de las revelaciones del campeonato. Es rápido, escurridizo, tiene buen trato de balón y por sobre todas las cosas una gambeta endiablada, indescifrable. Arriba juega sólo el uruguayo Martín Cauteruccio. Es un nueve peligroso que, si bien no es de área, es goleador. Sabe tirarse a los costados en búsqueda de la pelota y participar correctamente del juego del equipo. Cuando se juntan estos tres, pueden generar mucho peligro. Quilmes depende mucho de ellos. Sin dudas que la defensa fortinera deberá de estar muy atenta. 

Un solo cambio hará De Felippe con respecto al equipo que empató ante Newell’s el pasado sábado. Emanuel Trípodi volverá al arco en reemplazo de Silvio Dulcich. Los once del cervecero serán: Trípodi; Quilez, Lema, Goñi y Lima; Garnier, Cobo y Romero; Caneo, Elizari y Cauteruccio.

Por el lado de Vélez, Gareca también ya definió el equipo que irá en busca de la remontada. Regresarán a cancha dos de los habituales titulares que no fueron de la partida en Mendoza: Francisco Cerro y Federico Insúa, reemplazando a Lucas Romero e Iván Bella, respectivamente. El once inicial del fortín será entonces: Sosa; Cubero, Tobio, Domínguez y Papa; Peruzzi, Razzotti y Cerro; Insúa; Pratto y Ferreyra.

El historial entre ambos, pese a ser relativamente corto, muestra una tendencia favorable a Vélez. Disputaron 52 encuentros en Primera, con 32 triunfos velezanos, 8 empates y 12 victorias para el cervecero. En Liniers se vieron las caras en 26 ocasiones, con 19 triunfos locales, apenas dos empates y 5 victorias para el visitante.

Escrito por Emilio Carranza. (@EmiCarranza11 en Twitter)