15.5.13


Próximo Rival: Newell's

15.5.13

Vélez había pasado con comodidad la fase de grupos y el destino le indicaba que tendría que enfrentarse a Newell’s por los Octavos de la Copa. En Rosario, fue victoria del fortín por la mínima. La vuelta será en el Amalfitani de Liniers, desde las 19.15.


Todo comenzó el miércoles 24 de abril en el Estadio Marcelo Bielsa de Rosario. Debía jugarse el partido de ida. El Newell’s de Martino mejor no podía llegar. Se encontraba puntero (junto a Lanús) del Torneo Final y el equipo funcionaba como un relojito, a gusto y placer del entrenador. Buena parte del periodismo no dudaba en escatimar elogios. Vélez, en cambio, era todo lo contrario. El equipo de Gareca deambulaba por los últimos puestos de la tabla, no encontraba su juego. Estaba herido. De antemano, la parada era bravísima. Más sabiendo que el público fortinero no iba a poder estar presente, debido a esa absurda y patética sanción de la Conmebol. 

Llegó el día del partido y con él un excelente planteamiento táctico del Tigre y su cuerpo técnico. Un Vélez diezmado por las continuas lesiones (de jugadores titulares), se supo, inteligentemente, inferior y jugó el partido que debía jugar. Se plantó bien la última línea, fue ordenado, rápido para salir de contra y nunca entró en el ritmo del local. El partido se jugó como quiso el fortín. Tal es así, que tuvo su recompensa. Fue victoria fortinera por 1 a 0 con un hermoso gol de Agustín Allione. Pero como todos sabemos, nada estaba ni está dicho. Estos encuentros no duran 90, sino 180 minutos. Es por eso que, desde el pitazo final de Diego Abal en el minuto 94, todo el mundo Vélez ya pensaba en la vuelta. 

Y el día por fin llegó. Velezanos y leprosos chocarán esta tarde noche en el Teatro Colón de los Estadios Argentinos. 

En el último encuentro por el torneo doméstico, Gareca dispuso de un equipo completamente alternativo. El entrenador sabe que se juega el semestre en este partido y por tanto buscó cuidar y darles descanso a sus principales figuras. Es por eso que pondrá lo mejor en cancha. Serán dos las modificaciones con respecto al equipo que se trajo el triunfo de Rosario. Gino Peruzzi reemplazará al suspendido Fabián Poroto Cubero y Fernando Gago, ya recuperado de su lesión, hará lo propio con Franco Razzotti. Los once guerreros fortineros que saldrán a cancha son: Sosa; Peruzzi, Sabia, Domínguez y Papa; Allione, Cerro y Gago; Insúa; Copete y Pratto.

Por la vereda de enfrente, Newell’s llega nuevamente como líder del torneo local, esta vez en soledad. Gerardo Martino es un convencido de que si las cosas están saliendo bien, el cansancio no se siente. Debido a esto es que vienen jugando casi siempre los mismos por Copa y Torneo Final. No existe la rotación o los cambios que sí hay en Vélez. Se cree entonces que el técnico repetirá el once inicial que vienen de vencer a Godoy Cruz. Nacho Scocco, su goleador y figura, juega lesionado desde hace más de un mes. Pero lejos está esto de ser un impedimento para el nacido en Hughes. Su racha goleadora continúa y es el principal peligro para la defensa fortinera. El equipo rosarino formará entonces con: Guzmán; Cáceres, Vergini, Heinze y Casco; Bernardi, Pérez y Cruzado; Tonso, Scocco y Rodríguez.


El historial entre ambos sigue siendo ampliamente favorable para Vélez, pese a la última victoria de los rosarinos. Se vieron las caras en 138 oportunidades con 60 triunfos para el fortín, 39 empates y misma cantidad de triunfos leprosos. Por torneos internacionales se cruzaron tan sólo en tres ocasiones, con dos triunfos velezanos y una igualdad. 

El dato curioso, si se quiere, es que, a pesar de las dos últimas victorias de Newell’s en Liniers, al conjunto rojinegro le cuesta mucho ganarle al fortín como visitante. De los últimos 25 encuentros disputados en el Amalfitani, Vélez se impuso en 19 y Newell’s sólo en 4. 

La mayoría de los imparciales, cómodamente sentados en los sillones de sus casas, prevén un triunfo de los visitantes, por los motivos antes mencionados. Pero no entienden que este es un partido aparte. Se olvidan que enfrente está Vélez, el todavía campeón del fútbol argentino. Está herido, sí, pero sigue siendo Vélez. No recuerdan las últimas actuaciones de estos jugadores por la Libertadores. Este equipo tiene mística copera. Este equipo es grande. Por eso fortineros, oídos sordos a los envidiosos. Este partido lo ganamos entre todos. Hay que reventar el Amalfitani y no parar de alentar hasta quedarnos disfónicos. Vamos Vélez todavía!

Escrito por Emilio Carranza (@EmiCarranza11 en Twitter)