16.5.13


Esa maldita obsesión

16.5.13

Vélez perdió como local ante Newell's por 2 a 1, dejó todo hasta el último minuto, pero quedó eliminado de la Copa Libertadores. Los goles para el conjunto de Martino los anotaron Milton Casco e Ignacio Scocco. Para el Fortín descontó Facundo Ferreyra. Fue un partido muy emocionante, se vio un gran espectáculo, pero los muchachos de Gareca y la gente se quedaron otra vez con la ilusión de ganar la copa.
Hace mucho tiempo no se veía un partido así entre dos equipos argentinos. Vélez y Newell's brindaron un gran espectáculo en el José Amalfitani. Durante los noventa minutos se vivió un partido muy emocionante, con jugadores de buen pie y con dos equipos que tienen una identidad. El equipo de Gerardo Martino hizo un buen partido, pero el Fortín lo obligó a terminar defendiéndose dentro de su área. Vélez intentó hasta lo último y estuvo a un gol de la clasificación a cuartos.

A los tres minutos y en su primer llegada, el equipo visitante se encontró con un gol que igualó la serie. Milton Casco recuperó una pelota en defensa y salió en velocidad. El defensor tocó para Víctor Figueroa que lo habilitó con una brillante asistencia y lo dejó mano a mano con Sebastián Sosa. Casco la bajó muy bien y definió al primer palo. Un baldazo de agua fría para los locales, ahora la serie estaba 1 a 1.

Pero el Fortín no tardó en reaccionar. Lucas Pratto desde media distancia sacó un gran remate que Nahuel Guzmán envió al córner y salvó al equipo rosarino del empate. A los 9, avisó la visita con Heinze tras un tiro libre desde la derecha que cayó en los pies del defensor que no pudo darle dirección a su remate y se fue por muy poco.

El partido mantuvo una tendencia durante los noventa minutos. Newell's apostó por salir rápido y jugar de contra. Vélez tuvo más la pelota, pero cada vez que la perdía sufría mucho porque el equipo estaba desarmado. A los 26, el Fortín volvió a tener una buena chance en los pies del Pocho Insúa. El enganche ejecutó un tiro libre cerca del área, que se fue por muy poco del arco de Guzmán.

Y cuando estaba por terminar el primer tiempo, el equipo de Martino marcó el segundo gol. Vélez salió jugando por abajo y Sebastián Sosa tocó para Domínguez. El defensor abrió para Juan Sabia que estaba de espalda al arco y tardó un tiempo en reaccionar. Ignacio Scocco lo presionó y le robó la pelota. El delantero quedó mano a mano con Sosa, primero definió mal pero le quedó el rebote y solo contra el arco no tuvo más que empujarla. El arquero no lo podía creer, la visita se puso 2 a 0 y complicó aún más al Fortín.

En el complemento las acciones del encuentro mantuvieron la emoción y el dominio fue total del conjunto local. A los 51 minutos, Sebastián Domínguez sacó un buen remate de tiro libre que Guzmán controló sin inconvenientes. A los pocos minutos, Maxi Rodríguez tuvo su oportunidad cara a cara con Sosa, pero definió cruzado y su remate se fue muy ancho por la línea de fondo.

A los 60, el equipo de Gareca generó una buena chance clara de gol, pero Ferreyra no la pudo aprovechar. El pocho Insúa abrió para la izquierda, Emiliano Papa desbordó y tiró un centro por abajo al punto penal. Facundo Ferreyra la agarró de primera, pero remató muy mordido y al medio y Guzmán controló muy tranquilo.

La clave del conjunto local era atacar por las bandas. Tanto Papa como Peruzzi pasaron constantemente al ataque y generaron peligro a la defensa visitante. A los 75, Lucas Pratto buscó el hueco y metió un pase filtrado en profundidad para Gino Peruzzi. El lateral derecho tiró un centro atrás y el Pocho Insúa le pegó de primera, pero la pelota rebotó en un defensor y salvó a Newell's.

Y de tanto buscar, Vélez llegó al descuento. A los 82, Facundo Ferreyra puso el 2 a 1. La jugada arrancó el Gino Peruzzi que tocó para Lucas Pratto. El delantero giró y tocó para Ferreyra que estaba en el borde del área y de espaldas. El "Chucky" giró y remató de zurda, dejó sin chances al arquero rosarino y descontó. Quedaron diez minutos que fueron emocionantes, la gente apoyó y alentó al equipo, pero sin embargo no fue suficiente para empatar el partido.

Analizando el rendimiento del equipo, se jugó un buen partido, volvió a tener una identidad, algo que parecía haber perdido. Sosa no tuvo responsabilidad en los dos goles, la defensa al estar el equipo todo el tiempo en ataque, estuvo muy expuesta. Peruzzi atacó mucho y se jugó mucho a sus espaldas. Juan Sabia tuvo ese grave error en el gol de Scocco que terminó siendo clave en el resultado final. Volvió Gago al medio y fue quien se encargó de organizar el equipo. Allione no gravitó por derecha, tampoco Copete por izquierda. Francisco Cerro fue el alma de la cancha, mucha actitud y siempre yendo para adelante, la figura de la noche. Federico Insúa estuvo impreciso, pero siempre cuando la pelota quema y nadie la quiere agarrar, el Pocho va y la pide. Lucas Pratto estuvo muy solo al principio, pero cuando ingreso el "Chucky" Ferreyra recuperó a su compañero de ataque, con quien más se entiende y hacen la mejor dupla. Lucas Romero entró bien en el partido, y aportó calidad y buen fútbol.

Ahora, analizando el semestre (que aún no termina), el Fortín no tuvo grandes actuaciones y quedó afuera de la pelea en las tres competencias que disputó. En la Copa Argentina fue eliminado en 16avos. de final ante Olimpo y dijo adiós. Además, en el Torneo Final lleva nueve partidos sin ganar, está 17° en la tabla de posiciones y la gran mayoría de los partidos jugó mal. Por último, la eliminación ante Newell's por la Copa Libertadores fue un duro golpe que terminó con la ilusión de ganar la copa. En el campeonato quedan tan solo seis fechas y creo que Gareca pondrá lo mejor e intentará sacar la mayor cantidad de puntos. Solo le queda la Superfinal ante el campeón del Torneo Final, que se disputará una vez terminado el campeonato. Esa maldita obsesión, que se sigue negando...

Escrito por Emiliano Pereira García. (@EmiiPereira7 en twitter)