10.3.13


Se le escapó en la última

10.3.13

El equipo de dirige Ricardo Gareca perdió con Belgrano en Córdoba por 1 a 0 en el último minuto y se volvió a Buenos Aires con las manos vacías. Buen partido de los juveniles que dejaron una buena imagen. Ahora, a pensar en el partido del martes ante Peñarol por la Copa Libertadores, un duelo crucial si quiere clasificar.




El partido comenzó muy trabado en la mitad de cancha, sin que ninguno de los equipos se hiciera dueño de la pelota y con ambos equipos abusando del pelotazo y las faltas.

La primeras de peligro fueron para el equipo de Ricardo Gareca, con dos remates de media distancia de Juan Sills y otro de Bittolo que Olave contuvo bien. A los pocos minutos, Belgrano iba a responder con una muy clara. Tras un muy buen desborde por derecha de Martín Zapata, el volante tiró un centro atrás y en el punto penal, Victor Aquino definió mal y la pelota se bastante lejos del arco de Montoya.

Los remates de Velázquez desde media distancia eran el mayor peligro que generó el equipo de Zielinski de cara al final de la primera etapa. Por el lado de Vélez, Ramiro Cáseres se armó una buena jugada, y sacó un buen remate pero Olave contuvo sin problemas. Jonathan Copete con algunos desbordes complicó a la defensa del pirata y fue lo más interesante en ataque para el Fortín.

En la segunda etapa, Vélez se adueñó un poco más del partido y con dos remates de media distancia, uno de Lucas Romero y otro de Brian Ferreira preocupó al Pirata de Zielinski que seguía sin tener la pelota y abusaba del pelotazo. Los cordobeses preocupaban al Fortín con la pelota parada.


En los últimos quince minutos de partido se puso emocionante el encuentro, se hizo de ida y vuelta y Belgrano tuvo más chances claras de gol. Un cabezazo de Gastón Turus que Bittolo despejó en la línea y un disparó de Martín Zapata que se desvió y contuvo bien Montoya.

Parecía que todo iba a terminar en un empate justo por lo realizado por ambos equipos, pero a los 45 minutos, cuando todo se terminaba, César Mansanelli desbordó por derecha, mandó un centro que rebotó en un defensor de Vélez y la pelota le quedó a Zapata abajo del arco que solo tuvo que empujarla.

El equipo de Gareca se llevó una inmerecida derrota y la bronca de los pibes es entendible. Si bien el objetivo del Fortín es la Copa Libertadores, tampoco puede dejar de lado el torneo local. El próximo martes recibe a Peñarol por la cuarta fecha de la Copa, en un partido muy importante y parece que vuelve el Chucky Ferreyra.

Escrito por Emiliano Pereira. (@EmiiPereira7 en twitter).