18.2.13


Visión Gareca

18.2.13

Por la segunda fecha del Torneo Final, Vélez recibió a Independiente en el Estadio José Amalfitani. Pese a la seguidilla de partidos que debe afrontar el Fortín, Ricardo Gareca presentó tan solo un cambio con respecto al partido frente a Argentinos Juniors: Ezequiel Rescaldani ingresó por el lesionado Facundo Ferreyra. Otra alternativa que pudo haber probado el Tigre, era el ingreso del colombiano Jonathan Copete en lugar del Chucky y que Lucas Pratto fuese el hombre de área.
Vélez era superior a su rival, manejaba la pelota pero no creaba situaciones de gol. El Rojo defendía cerca de su propio arco y más aún cuando se fue expulsado Julián Velázquez. Sobre el final del primer tiempo, los visitantes llegaron al gol luego de un córner que aprovechó Cristian Tula. 
El local se fue al descanso con un injusto 0-1. Para el comienzo se preveía alguna modificación en el elenco de Gareca, ya que estaba debajo en el marcador y con un hombre más. Una de las variantes podría haber sido el ingreso de Agustín Allione o Copete. Sin embargo, el Tigre decidió saltar al campo de juego con los mismos once. 
A los 13 minutos de la segunda mitad, Gareca dispuso el ingreso de dos juveniles. Allione y Lucas Romero reemplazaron a Iván Bella y Francisco cerro, respectivamente. Tal vez, el Tigre debió optar por sustituir a uno de los cuatro del fondo ya que el Rojo atacaba con muy poca gente y no generaba situaciones de peligro. Una opción era sacar a Emiliano Papa, de mal partido, y que Bella pasara a la izquierda. El ingreso de Romero fue acertado, el mediocampista de mejor manejo de pelota que Cerro, se ubicó al lado de Fernando Gago para darle mayor vuelo ofensivo al local. 
El Fortín buscaba por todos lados romper la defensa rival, aunque sin ideas claras. Federico Insúa tuvo un flojo encuentro, no lograba hacerse cargo del equipo, por lo que Gareca decidió reemplazarlo. El Tigre optó por poner a otro juvenil con escasa experiencia en primera. Ramiro Cáseres, de buenos partidos en la pretemporada (marcó frente a Peñarol y Cerro), saltó al campo de juego a los 26 minutos del segundo tiempo. El técnico fortinero buscaba mayor profundidad con el canterano y que se conectara con Rescaldani. De esta manera, Copete no se hacía presente en el partido. Tal vez hubiese sido conveniente el ingreso del moreno, para que con su velocidad lograra doblegar a la defensa rival y así generarles mayores situaciones de gol al ex Quilmes y a Pratto. 
Sin dudas que el Fortín no mereció la derrota. Las decisiones de Gareca fueron buenas, aunque no le dieron resultado. Tal vez el Tigre tuvo su mayor error en dejar en cancha a los cuatro de atrás, pero de todas maneras, que saliera algunos de ellos no garantizaba el empate o la victoria de Vélez. 
Ricardo Gareca dejó en claro que no descuidará el torneo local, pero quizás es conveniente una rotación. El Fortín debe jugar este miércoles frente a Iquique por la segunda fecha de la Copa Libertadores, y el técnico decidió no alternar a sus dirigidos. Esta es una situación para replantearse a futuro. Tal vez el Tigre deba darles descanso a los titulares y más continuidad en el torneo local a jugadores como Romero, Allione, Peruzzi o Copete.

Nota hecha por Mateo Pernigotti (@MateoPernigotti en Twitter)