25.2.13


Lanús 1 - Vélez 0: Visión Gareca

25.2.13

El Fortín visitó a Lanús por la tercera fecha del Torneo Final. Como era de esperarse, el Tigre dispuso un equipo alternativo para este cotejo. La seguidilla de partidos que está afrontando Vélez en estos días hace imposible que los habituales titulares se hagan presentes en cada partido. De tal manera, Gareca dispuso el ingreso de jugadores con poca participación.
Era una buena oportunidad para ver a jugadores como Juan Sabia, que hacía su presentación en el Fortín, o Franco Razzotti, que volvía al primer equipo luego de un año y ocho meses. Pero también a juveniles como Freire, Romero y Allione que piden pista en el equipo titular. Con respecto al encuentro frente a Emelec, quienes repetían participación eran tan solo Gino Peruzzi y Ezequiel Rescaldani, y el único que normalmente es titular, Fernando Tobio, se encontró entre los once debido a su ausencia frente a Emelec por suspensión. Además sorprendió la inclusión de Juan Ignacio Sills sobre el lateral izquierdo, teniendo en cuenta que nunca había ocupado esa posición. 

Los pibes del Fortín tenían la oportunidad de demostrar todo su potencial frente a uno de los candidatos a quedarse con el título, y en definitiva hicieron un buen partido en el que no debieron ser derrotados. 

Cuando Vélez ya perdía 1 a 0, Razzotti sintió una molestia y debió dejar el campo de juego. Gareca decidió el ingresó de Leandro Desábato en su lugar, otro juvenil con poca presencia en el equipo de Gareca y que realizó un buen partido. 

En la segunda mitad, Vélez no generaba juego en ataque y necesitaba más conexión entre los volantes y delanteros. Con Rescaldani solitario cerca del arco rival, Copete teniendo que bajar a buscar la pelota muy lejos del área, era momento de una modificación para buscar el empate. Así, el Tigre hizo ingresar a Brian Ferreira en lugar de Freire que no estaba teniendo buenas participaciones. De esta manera, la intención de Gareca fue adelantar a Copete y que el pibe Ferreira haga de enlace y se encargue de generar juego. Está modificación fue acertada en Gareca, y no tanto por lo que pudo generar la joven promesa velezana, sino por el desequilibrio del colombiano ya más cerca la línea final. El moreno desbordó sobre sobre el sector izquierdo en reiteradas ocasiones, generando más situaciones de gol. 

A los 17 minutos de la segunda mitad, llegaría un dolor de cabeza para Gareca. En un retroceso, Fernando Tobio hizo un mal movimiento que le generó una lesión en su rodilla derecha. Por lo que el Tigre tuvo que mandar a la cancha a Lautaro Gianetti. De esta manera, el técnico se vio imposibilitado de realizar una modificación ofensiva, como podía ser el ingreso de Pucheta o Cáseres por Agustín Allione que no tuvo un buen partido. 

Sin dudas, fue acertada la decisión de Gareca de darles descanso a los titulares e intentar traer un buen resultado del sur con los juveniles. Los pibes hicieron un buen encuentro contra un equipo candidato y que venía de golear a Colón y Newell’s. Quizás más adelante la rotación puede que no sea tan grande y el Tigre deba alternar entre suplentes y titulares, o presentar en el banco a jugadores con mayor experiencia y no tantos juveniles. 

Poco es lo que se le puede reprochar al Tigre, dos de las tres modificaciones que tuvo que realizar fueron obligadas y la restante fue acertada. Ahora el Fortín debe visitar a Peñarol en Uruguay y el entrenador pondrá lo mejor que tiene para intentar traerse un buen resultado que le permita seguir soñando con la Copa Libertadores. La duda es el reemplazo de Tobio, tal vez disponga nuevamente de Gino Peruzzi sobre la banda derecha y Fabián Cubero compartiendo la zaga central con Sebastián Domínguez. 

Nota escrita por Mateo Pernigotti. (@MateoPernigotti en Twitter)