3.12.12


El 'Fourteen'

3.12.12

Vélez Campeón señores. Tras ganarle a Unión de Santa Fe por 2 a 0 con goles del Chucky Ferreyra y que River le gane a Lanús en el gallinero, Vélez terminó primero en el Torneo Inicial 2012. La fiesta empezó desde temprano, alrededor de las dos de la tarde y finalizó descontrolando en el Obelisco hasta la medianoche.
El partido empezó el domingo pasado en Floresta. En la vuelta hacia Liniers ya se vivía que este 2 de diciembre era EL PARTIDO del campeonato. Ya en la salida de la "popular" de All Boys y en los micros se sentía el "Que vamos a salir campeones...".
El jueves empezó la venta de entradas. Popular Este, Platea Sur Baja, Platea Sur Baja, Platea Norte Baja, Platea Norte Alta, Popular Oeste. Todos los sectores de Vélez para un Amalfitani que estaría repleto. Si vos sos socio fuiste en la semana seguramente a pagar la cuota para poder entrar y empezaste a vivir el partido mucho más fuerte. Ver gente de Vélez comprando entradas en las boleterías del Amalfitani con fortineros llenos de alegría esperando tanto como vos este partido.
El último día de la semana llegó. Ese día determinante que te daría la alegría de la semana o haría que cierres un día perfecto ya había llegado. Domingo perfecto si los hay. Soleado con mucho calor. Entraste al Amalfitani con tu DNI fortinero o con esa entrada histórica del decimocuarto título y viste que el Fortín de Liniers explotaba. Seguramente compraste tu gaseosa o helado para refrescarte o fuiste al baño a mojarte la cabeza porque el calor era insoportable. La gente estaba motivada, muchos estaban ya preparados con sus radios y auriculares en mano para escuchar River-Lanús, ese partido que nos terminaba dando el campeonato.
El partido empezaba y las 50.000 almas fortineras dejaban la garganta pidiendole a los once gladiadores de Gareca que dejen la vida como en los restantes diecisiete partidos para llegar al título catorce. Los jugadores sin dudas que lo escucharon. Cada pelota que se disputaba era peleada por uno de ellos como si fuera la última de su vida.
Un primer tiempo regular del Fortín haría que la gente esté expectante y el entretiempo en la tribuna fue una fiesta. Con más de 30 grados de calor los bomberos empezaron a tirar agua hacia la Popular Este y la Platea Sur Baja donde los fortineros explotaban de alegría y festejo.
El segundo tiempo empezaba y a los 3 minutos el Chucky Ferreyra metería la pelota por primera vez en el partido y décima en el Torneo dentro del arco. Casi a los veinte minutos vendría un "gol" de Sebastian Sosa que quedó mano a mano con Moreno que le pegaría al arco y el portero uruguayo despejaría al córner en una pelota peligrosisima que provocó que quede momentáneamente lesionado. Quince minutos después, mientras el Amalfitani ya palpitaba una estrella más, haría el gol River de la mano de Ponzio, que haría que los fortineros explotemos gritando y empezando a festejar el campeonato. A los pocos minutos otra vez el Chucky Ferreyra haría que la pelota pegue en la parte interior de la red del arco decretando el 2-0 final del partido y que haría que ya se empiece a escuchar el "Dale Campeón".
Estoy seguro que con ese gol abrazaste a tu compañía de esta tarde mientras se te caían algunas lágrimas sabiendo que estabamos a minutos del campeonato. Estoy seguro que abrazaste con tu corazón a esa persona que estaba allá arriba festejando igual que vos este nuevo título del Fortín. Esa persona que te hizo de Vélez Sarsfield y que sin dudas estaba con todos nosotros ahí en el Amalfitani.
100 años de locura, Fortín seré, miren a Vélez como se mueve, que vamos a salir campeones, señores dejo todo, muchas gracias a los jugadores, de la mano del Tigre vamos a salir campeón, ese es el famoso Tigre que volvió a Vélez para ser campeón. Todas esas canciones con las que dejaste la garganta irritada y que ahora te dejó sin poder hablar eran hits de la tarde con el sol que caía lentamente.
Terminaba el partido, mirabas a tu lado y veías a los demás fortineros igual de emocionados que vos. En mi caso me abracé con mi viejo, el que me dio el amor hacia el Fortín y al que vuelvo loco todos los días con cada detalle nuevo que se de mi único amor. Mientras te abrazabas con el fortinero más cercano seguías desgastando la garganta con el "Dale Campeón" y veías cómo los jugadores daban una nueva vuelta olímpica junto a dirigentes y algunos hinchas que se mandaron dentro del campo de juego.
Terminaron los festejos dentro del campo y te fuiste a tu casa (o no), agarraste algo para tomar y saliste rumbo al Obelisco. Ese lugar de encuentro de los argentinos para festejar las mayores alegrías. Ese lugar que hace un par de años nomás sería algo raro hablar de ir al Obelisco pero que hoy se hace realidad como en el 2011. Ahí han festejado los clubes más grandes del país y un gigante... VÉLEZ. Dos vueltas olímpicas se dieron alrededor del Obelisco festejando mientras los autos se las ingeniaban para pasar por la zona repleta de fortineros que cortaban la Avenida 9 de Julio y la Avenida Carlos Pellegrini. Fuegos artificiales, bengalas, banderas, Fernet, amigos, familia y la V azulada. Situación perfecta para cerrar la noche. Y como si fuera poco un fortinero agarró su bandera, la ató en el asta que se encuentra en frente al Obelisco y empezó a izar la bandera hasta llegar a la punta. Así termina el 2 de Diciembre. Un día después del histórico Primero de Diciembre en el que Vélez saldría campeón en Japón allá por una mañana de 1994.
Si de Vélez vos sos, bailate un rock and roll, si de Vélez vos sos, bailate un rock and roll, traigan putas y vinos que Vélez Sarsfield salió campeón.

Nota hecha por @EzzeOrtega