10.11.12


Siempre que llovió, paró

10.11.12

Vélez comenzó abajo en el marcador con un gol de Nicolás Castro para el equipo visitante al mando del Turco Asad (gran ovación para él y su ayudante Raúl Cardozo). Luego Facundo Ferreyra se despertó y con sus dos goles logró que el Fortín llegue a la punta del torneo aprovechando los empates de Belgrano y Newell's. Hay que poner un poquito más de huevo, y todos juntos la vuelta vamos a dar...
Foto: Sitio Oficial
El análisis del partido se puede analizar de acuerdo al clima durante el día. Empezó la mañana con una tormenta que sacudió toda la Ciudad de Buenos Aires (estuvo en duda que se juegue el partido, la Reserva no jugó) y mientras se acercaba la noche el cielo se iba despejando aunque se mantuviese el frío y permitió que el partido se juegue y los fortineros se acerquen al Amalfitani.

El partido fue igual, de menor a mayor. Empezó perdiendo el Fortín, con ese gol del Tomba que despertó a los jugadores que hasta el momento parecía que no habían escuchado que la gente quería la victoria, que quería la punta que los rosarinos nos habían dejado servida. Ocho minutos más tarde de ese gol de Godoy Cruz se despertó el Chucky, ese goleador endemoniado que no para de convertir goles y entra en la historia del fútbol argentino (tercer jugador de la historia con más goles marcados en sus primeros diez partidos en un club). Facundo aprovechó el regalo de Leonardo Sigali, ex Chicago, quien quiso darle la pelota al arquero tombino con la cabeza pero se quedó corto. El goleador fortinero luchó esa pelota, esquivo a Nelson Ibañez que quedó a medio salir y definió tranquilo desatando la locura en un Amalfitani lleno de fortineros expectantes, con la intención de conseguir el último torneo por disputar en el 2012.
El Fortín no jugaba a nada, no manejaba la pelota y el buen planteo del Turco Asad tenía sus frutos. Vélez no tenía posibilidades de jugar y las imprecisiones provocadas por los rivales preocupaban.
En el segundo tiempo el partido seguía igual pero éste parecía ser un partido de esos que no se necesita buen juego, circular la pelota ni tener la posesión. En este partido se necesitaba poner huevos, dejar todo por la V azulada y la victoria luego llegó tras un centro de Papa que Ferreyra aprovechó tras el rebote de un cabezazo y fusiló a Ibañez que no pudo hacer nada. El Chucky fue corriendo a festejar el gol hacia la Platea Sur que desbordaba de alegría, ilusión, descontrol y los gladiadores acompañaron al autor del gol y lo abrazaron para festejar el gol tan esperado.
Vélez volvió a ganar, esta vez sin el juego que se vio frente a Arsenal, sin los 19 toques ni la efectividad plena pero si con mucho huevo, sacrificio y amor a la camiseta. Vélez demuestra lo que es, Vélez va en busca del ... No digo nada. Este Vélez de transición va por todo, quiere demostrar que va paso a paso pero va a luchar hasta la fecha 19 donde termine todo en Rafaela.
Acá está el puntero señores, acá están los 11 gladiadores, tengale confianza que van a dejar todo por la V azulada. VAMOS VÉLEZ, todos el martes a Quilmes dejando todos los compromisos y a bancar al equipo.