6.11.12


Festival de goles

6.11.12

Otra victoria se suma a la racha que lleva el equipo. Newell's empató y quedó sólo a un punto de Vélez que se acerca a los leprosos y quiere dejar de lado el torneo de "transición" para ir por más. Pratto, Ferreyra y compañía estuvieron de fiesta con el último campeón.
Y fue con esta imperiosa necesidad de no dejar escapar el triunfo, que salió el elenco de LIniers al campo de juego del Julio Humberto Grondona decidido a llevarse por delante a su contrincante. Y vaya si lo logró, es que no lo dejó pensar ni acomodarse en el campo de juego, que apenas al minuto de juego propinaba su primer letal golpe: Ariel Cabral sacó un potente disparo a distancia, que Cristian Campestrini no pudo controlar bien, le rebotó en el cuerpo y se la dejó servida a Facundo Ferreyra que tendría una noche intratable.
Ya con el 1-0 a favor, la visita no generó muchas más situaciones de gol, pero tendría una partido de contundencia pura. Es que a los nueve minutos, en lo que fue su segunda llegada con claridad no perdonó. Esta vez el otro delantero, Lucas Pratto, peleó la pelota en el borde del área y a fuerza de empuje se la llevo consigo, mientras Federico Insúa sólo se movió dentro del área para llevarse parte de la marca con él y así despejarle el panorama al ex Boca para que sentencie el segundo tanto.
Luego sí, con una ventaja mayor en el bolsillo, el “Fortín” mermó notoriamente su ritmo y se metió atrás, cediéndole bastante el balón y el terreno al local, que se aproximaba cada vez con mayor peligrosidad buscando alcanzar el descuento que le permitiera ilusionarse con una remontada. Pero la visita no perdonaba cuando lograba hacerse de la redondo y así fue que a los 24 minutos propinó una nueva cachetada: Pratto protagonizó un gran desborde por derecha, que culminó con un pase atrás para el “Chucky” que envió la pelota al fondo de la red.
Lejos de quedar sentido por este nuevo golpe, Arsenal pareció dar muestras de reponerse y apenas dos minutos más tarde logró el tan ansiado descuento, cuando Nicolás Aguirre le ganó la espalda a Gino Peruzzi tras un centro cruzado y marcó el 1-3, con el que culminaría la primera etapa que tuvo a Gustavo Alfaro expulsado por protestar reiteradamente.
Y el complemento fue casi una copia de la primera etapa. Es que lejos estuvo la visita de conformarse con ese triunfo parcial y apenas a los seis minutos concretó el cuarto tanto. El “Pocho” Insúa ejecutó un tiro libre al área, que direccionó de cabeza Ferreyra para que apareciera Fernando Tobio y sólo tuviera que empujar el balón.
Ya era mucho para el conjunto de Sarandí, que no estaba pasando por una buena noche en lo defensivo, y fue entonces que a los 18 minutos llegaría el nocaut. Vélez elaboró una excelente maniobra colectiva con Insúa tocando el balón para Pratto, quien se lo cedió al “Chucky”, que estaba imparable, no perdonó y selló el 5-1 final.
Con este resultado, el “Fortín” se subió a lo más alto del campeonato junto a Newell’s, al menos hasta que éste enfrente a Godoy Cruz. Por lo menos cumplió con su tarea y le metió toda la presión de cara a su visita a Mendoza.

Fuente: Playfútbol