30.8.12


Y terminó...

30.8.12Esas luces que se apagaron en el estadio y que provocaron la suspensión del partido tampoco se encendieron en el partido a la hora de la definición y después de tanto esperar el encuentro finalizó igualado en cero.

Sin tener tantas claritas como el local, Vélez gozó de algunos momentos favorables como para llevarse los tres puntos. De a ratos fue superior, sobre todo cuando se reanudó el encuentro. En esos 30 minutos finales del primer tiempo, un iluminado Insúa movió la pelota de acá para allá, dio clase de cómo debe jugar un enganche y de no ser por la falta de luces de sus delanteros y la claridad de Tuzzio para leer las jugadas (perfecto cruce ante Pratto tras un taco del Pocho que dejó mano a mano a su compañero), los de Gareca podrían haberse ido al descanso en ventaja. Esa superioridad se diluyó en la segunda parte, pero así y todo pudo ganarlo al final, ya con uno menos, cuando Navarro le ahogó el grito a Copete primero y a Peruzzi después, en la misma jugada.
Ambos hicieron méritos para ganarlo pero también estuvieron ahí de perderlo. Vélez, más armadito, no perdió y es positivo teniendo en cuenta el 3-0 del debut. Al Rojo, en su lucha por el promedio, el punto no le sirve mucho. Pero el contexto influye. Al menos ya no hace agua. Le falta iluminarse para definir.