27.7.12


Gracias Chila

27.7.12

Hace 47 años nacía José Luis Félix Chilavert González. Su crianza fue díficil, viene de una familia humilde y el es el tercero de los cuatro hijos de los padres llamados Félix Catalino Chilavert y Nicolasa González. Su padre es exfutbolista y contador de una empresa estatal y su madre; ama de casa. Leé toda la historia del gran arquero goleador.
Tiene tres hermanos: El más grande, llamado Julio César, fue futbolista y es empleado en una empresa de electricidad; lo sigue Rolando Marciano, también futbolista; y el menor, Johny, que es jefe de una imprenta. Está casado, su esposa se llama Marcela (cinco años mayor que él) y tienen una hija llamada Anahí. Su mujer es Argentina y profesora de inglés, la conoció en el polideportivo de San Lorenzo donde ella enseñaba tenis y el estaba jugando para el equipo de Boedo.

Su infancia fue complicada, jugaba al fútbol descalzo en una cancha con arcos de caña de tacuará. Luego se bañaban en el aljibe de su casa porque no tenían bomba. A los siete años ordeñaba las vacas para luego venderle leche a los vecinos ya que su padre trabajaba, sus hermanos estaban en la escuela y la madre se quedaba con él y su hermano menor. El mundial de fútbol de 1974 lo vivió en el mostrador de la despensa donde empezó a admirar el fútbol alemán.
Su carrera como profesional la comenzó en Sportivo Luqueño, donde debutó a los 15 años en la Primera, batiendo un récord en el fútbol paraguayo. En 1984 fue transferido al Guaraní donde atajó solamente un año.
Dirigentes de San Lorenzo escucharon de las habilidades del portero paraguayo y viajaron a Paraguay para comprarlo, donde terminó atajando pese a ser muy joven y que sus padres no querían. Su primer hecho conflictivo fue en el club azulgrana donde le pegó un codazo al delantero peruano Franco Navarro, quien sufrió fractura de tabique. La situación del club no era buena en ese momento y los dirigentes no pagaban ni se hacían cargo de los sueldos de los jugadores.
Por sus actuaciones lo compraron de River, donde entrenó solamente dos veces en 1988 pero por un problema con Sergio Goycochea fue transferido al Real Zaragoza.
El debut de Chilavert con la selección paraguaya fue un 27 de agosto de 1989 frente a Colombia.
Su rendimiento en el Zaragoza fue de mayor a menor y en la tercera temporada en el club vuelve a Argentina para jugar en el Club Atlético Vélez Sarsfield, dirigido en ese momento por Eduardo Manera y presidido por Ricardo Petracca.
Tras un torneo regular, donde fue campeón Boca, vuelve al club, pero esta vez como Director Técnico, Carlos Bianchi. El 8 de junio de 1993 Vélez saldría campeón del Torneo Apertura de ese año donde el Fortín empató frente a Estudiantes de La Plata con gol de José Luis Chilavert, el primero en el fútbol argentino. En 1994 el arquero sería campeón con Vélez Sarsfield de la Copa Libertadores de América, frente al San Pablo, y de la Copa Intercontinental, frente al Milan.
En 1995 lograría otro título a nivel local con Vélez, el Fortín fue campeón del Apertura superando claramente al Boca de Caniggia y Maradona.
Un 23 de marzo de 1996 se jugaba la tercera fecha del Torneo Clausura y Vélez enfrentaba a River en el estadio José Amalfitani. El partido estaba empatado y los goles lo habían hecho Juan Gómez (RP) y el Pacha Cardozo (VS). A los 22 minutos del segundo tiempo el árbitro Carlos Mastrángelo cobró una falta cometida por Enzo Francescoli en la mitad del campo. Chilavert vio adelantado al Mono Burgos, en ese momento arquero de River Plate, y fue a jugar el tiro libre. Mientras corría y cuando estaba por patear la pelota le grita al árbitro "Agáchese o lo mato" y pega un zurdazo muy fuerte que por el viento la pelota se fue frenando y entra casi con un recorrido vertical en el arco de River. El paraguayo dijo que esa era una jugada que él siempre practicaba en los entrenamientos. El partido finalizó 3 a 2 y los goles restantes los convirtieron Hernán Crespo (puso el empate para River) y Herrera le dio la victoria al Fortín en tiempo de descuento.
A mediados de 1996 Carlos Bianchi se va de Vélez y le deja el mando a Osvaldo Piazza cuatro fechas antes de finalizar el torneo Apertura de ese año. El Fortín vuelve a salir campeón del torneo local y gana la Supercopa de ese año tras obtener una victoria histórica de 1 a 0 en el Mineirao a Cruzeiro. Ese año fue elegido Mejor Jugador de América por el diario "El País" de Montevideo y el Mejor Arquero del Mundo según la IFFHS.
Luego jugaría frente a Argentina en Buenos Aires por las eliminatorias donde avisó previamente durante una semana que le convertiría un gol al equipo comandado por Daniel Alberto Pasarella. Esto sucedería finalmente y le hizo nuevamente un gol de tiro libre a Germán Burgos.
Paraguay clasificaría al Mundial de 1998 donde pasó una zona de grupos muy complicada dejando en el camino a España y Bulgaria pero en octavos de final sería eliminada por manos del anfitrión y luego campeón Francia que recién a los 118 minutos del partido pudo conseguir una diferencia para pasar de ronda. Previamente había conseguido un nuevo título con el Fortín bajo la conducción de Marcelo Bielsa, el Clausura 1998.
El 28 de noviembre de 1999 sería un día histórico tanto para el arquero, el fútbol argentino y el clásico del oeste. Chilavert fue el primer arquero del mundo en convertir tres goles en un mismo partido donde Vélez ganó 6 a 1.
En 2000 es traspasado al Racing de Estrasburgo donde ganó la Copa de Francia pero antes había descendido a la segunda división francesa y en 2003 conquistó su último título con Peñarol de Uruguay donde volvió luego de jugar el mundial.
En el año 2004 vuelve a Vélez Sarsfield para jugar exclusivamente la Copa Libertadores y luego retirarse.
Vélez jugaba en el grupo 2 junto a Unión Maracaibo, Once Caldas y Fénix. Finalizó tercero en el grupo tras empatar frente a Maracaibo en el Amalfitani, perder contra Fénix en Uruguay, ganarle a Once Caldas en Liniers, perder frente al mismo equipo de visitante, ganarle a Fénix en cancha de Vélez y perder frente a Maracaibo en Venezuela.
El lunes 15 de noviembre de 2004, tras suspenderse el domingo por mal clima, se retiró José Luis Chilavert a los 39 años de edad. Un partido homenaje se le realizó a Chila en el Amalfitani donde jugaron en 80 minutos un equipo de Vélez Sarsfield contra un equipo de las "Estrellas Sudamericanas". Vélez ganó 2 a 1 y Chilavert convirtió el gol del empate de penal para el equipo de Liniers que iba perdiendo por un gol de Iván Zamorano de cabeza. Christian Bassedas le dio la victoria al Fortín que jugó el partido ante 35 mil personas.
Mientras sonaba de fondo "Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver, no es el loco ni el pato es el famoso Luis Chilavert", el arquero agradecía a la gente de Vélez diciendo: "Es lo máximo, gracias a los hinchas de Vélez porque los llevo en mi corazón".