24.3.12


9 puntos

24.3.12

El Fortín volvió a ganar, por tercera vez en la Copa Libertadores. Esta vez tuvo revancha ante Deportivo Quito a quien le manejó todo el partido y mereció haber ganado por más goles. A falta de dos minutos para el final el "Burrito" Martínez le dio el esperado gol al conjunto de Gareca que hizo estallar todo el Amalfitani.

De a poco nuestro Teatro Colón se iba llenando de gente. El partido comenzaba temprano y el Amalfitani se llenó después de que empezó el partido porque mucha gente llegaba sobre la hora y esperaba para entrar afuera. Todo el partido fue de Vélez. Más allá de algunos errores defensivos, el equipo propuso y buscó de todas maneras. Ya sea por la derecha con Cubero y Augusto o por la izquierda con Papa y Zapata, el Fortín creaba muchas ocasiones de gol pero el arquero le negaba festejar. Cuando faltaban solamente dos minutos para que el partido termine, el Burrito Martínez convirtió el gol que haría desatar la locura en liniers. A Augusto le anularon mal un gol en el primer tiempo por un offside inexistente pero el equipo siguió buscando y lo logró.
El partido terminó, el telón subía sobre la Platea Sur y la gente pedía a los jugadores "Tenés que dejar el alma y el corazón, tenés que dejarlo todo por ser campeón" agregado de un sueño, un pedido, una ilusión "Ya van a ver, la Copa Libertadores vuelve a Liniers".